Sin rastro de alergia provocada por el sensor FreestyleLibre

Hace unas semanas escribimos sobre la repentina alergia que me había provocado uno de los sensores del medidor de glucosa Freestyle Libre y sobre como habíamos tratado esta irritación

.IMG_0047

Visto que la erupción era considerable decidí esperar un tiempo prudencial antes de aplicarme el nuevo sensor. A parte de esperar a que me bajara la hinchazón, tengo que admitir que me daba un poco de miedo la idea de que pudiera volver a salirme la alergia de nuevo.

La verdad es que, a pesar de este incidente, estoy francamente contento con sus resultados obtenidos con FreeStyleLibre y sería una lástima tener que dejar de utilizar este tipo de medición. Por ello decidí indagar sobre el tema y, para mi sorpresa, vi que no soy el único que ha experimentado este tipo de reacciones. Este hecho, claro, aumentó mi preocupación de que la alergia se mantuviese.

Pues bien, hace unos días que se me acabó el nuevo sensor que me había aplicado y ¡Ni rastro de picores, alergias o erupciones! Este nuevo sensor no me dio problemas en ningún momento. Incluso al quitármelo tenía mejor color que otros sensores.

alerg

Esto ha aliviado mi preocupación sobre cualquier tipo de alergia que pudiera impedirme que continuara utilizando este tipo de sistema de medición.

¿Y vosotros habéis experimentado algún tipo de reacción parecida utilizando FreeStyleLibre? Nos gustaría que compartierais con nosotros vuestras experiencias y cómo las habéis tratado.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Un mes sin Feestyle Libre

Debido a la herida que me provocó el último sensor que utilicé (como os contamos en el último post) decidí estar un tiempo sin implantarme ningún nuevo sensor en el brazo. Por esto, desde principios de año más o menos, he aprovechado para comprobar si los conocimientos adquiridos usando este sistema de monitorización me podían servir a la hora de volver a las mediciones tradicionales.

La experiencia ha sido gratamente enriquecedora y os explico por qué:

Antes de utilizar el sistema de monitorización de Freestyle libre, seguía unas medidas estándar para la comida y la insulina (las cuales a veces debía aumentar ligeramente dado mi peso). Además de las medidas, es imprescindible conocer el efecto que tienen los hidratos de carbono sobre nuestro organismo; ya que las variaciones que provocan en la glucosa no son las mismas en el caso de hidratos de absorción rápida o lenta.

Pero, el mayor problema venía cuando no conocía la tendencia de la glucosa, y la única manera de saberlo era realizándome mediciones capilares cada 15 minutos. Con esto, por tanto, tenía que retrasar la actividad que quería realizar.

Durante este mes de enero he estado realizándome una media de 7 mediciones capilares al día, dependiendo de la actividad que iba a realizar. Pues bien, más o menos me he mantenido estable, incluso de noche y habiendo realizado deporte prácticamente todos los días.

Esto son los pequeños detalles que me gustaría compartir con vosotros. Como siempre, me gusta destacar que cada uno tienen un metabolismo diferente y por tanto, la glucosa reacciona de manera distinta en cada uno de nosotros:

  • Un café con leche sube la glucemia. Necesito 1 Ud. para mantenerla estable.
  • A partir de las 17:00 mi insulina basal deja de hacer efecto y necesito una corrección de novorapid. A estas horas he visto que la tendencia era tener pequeñas subidas independientemente de la ingesta de alimentos previa (Me inyecto Lantus cada día a las 23:00).
  • Los Hidratos de carbono como: pasta, arroz, patata, etc. pueden hacerme efecto incluso hasta 3 o 4 horas después de la ingesta.
  • La Pizza es uno de los alimentos que más aumenta los niveles de azúcar.
  • El pan de molde blanco, tiene efectos de aumentar la glucemia de manera exagerada: un sándwich de pan integral = 4 Uds, un sándwich de pan de molde blanco = 8Unds.
  • Los paseos ligeros de aproximadamente 1 hora reducen un 15% mis niveles de glucosa en sangre.
  • Los ejercicios de muy alta intensidad y corta duración pueden provocarnos una pequeña hiperglucemia debido a la liberación del glucógeno provocada por el exceso de demanda de glucosa a la hora de hacer ejercicio (Durante las horas posteriores la glucosa de los alimentos que ingerimos irá destinada primero a rellenar las reservas es por eso que pueden aparecer hipoglucemias).

Algunos de estos detalles parecen obvios y seguro que nuestro endocrino nos ha hablado de la mayoría de ellos en algún momento. Pero estas cosas, hasta que no las compruebas por ti mismo parece que no calan. Personalmente, las gráficas que te permiten obtener estos sensores de medición “continua”, así como el hecho de poder conocer la tendencia de mis glucemias en todo momento, me han ayudado a conocerme mejor y  a saber reaccionar ante posibles imprevistos.  Y como no, no quería perder la ocasión de compartirlo con vosotros.

Animo, suerte y siempre positivo!

El sistema de monitorización Freestyle libre

Un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones del líquido intersticial.

Se trata de un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector (parecido a un teléfono móvil) que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones.

FreeStyle

Este sistema realiza las mediciones del líquido intersticial y no de la sangre. Explicamos cada uno de los componentes de manera detallada:

SENSOR

Tiene el tamaño de una moneda de 2 Euros y lleva una fina aguja de unos 5mm que quedará insertada en la piel durante los 14 días de vida que tiene el sensor. Este queda sujeto al cuerpo gracias a una capa de adhesivo, pero en caso de sudoración abundante o gran actividad deportiva, pueden usarse métodos alternativos para asegurarnos de que el sensor no se desprenda (los comentaremos más adelantes).

Se recomienda colocar el sensor en la parte trasera del brazo. Yo me lo he colocado en los lugares recomendados por Freestyle (tríceps) y el sensor funciona correctamente. En este post te explicamos con más detalle cómo colocarte el sensor.

LECTOR

Es parecido a un teléfono móvil, y se encarga de recoger los datos del sensor cada vez que lo acercamos para realizar una lectura. Este nos muestra el valor de glucosa en sangre y una flecha de tendencia (este dato nos ayudará mucho a la hora de regularnos el nivel de glucosa). Se carga mediante mini USB y es bastante resistente, el mío ha sufrido varias caídas y por ahora no se aprecia ninguna imperfección.

Os cuento, desde mi experiencia personal, como me ayuda esta información sobre todo a la hora de practicar deporte.

El problema con el que me encontraba al practicar deporte era que, antes de empezar las sesiones no sabía muy bien cómo responder ante los valores de glucosa en sangre. Por ejemplo, si antes de una sesión de deporte aeróbico de unos 60 minutos a 85% de mis pulsaciones máximas obtenía un valor de 160 mg/dl, no sabía si seguiría aumentando o si sufriría una hipoglucemia en medio de la sesión. Bien, pues ahora, gracias a la flecha de tendencia, tengo la información necesaria para no sufrir variaciones excesivas mientras practico deporte.

La verdad es que, desde que tengo el sensor todos los deporte que he practicado han sido sin contacto. En breve me gustaría probarlo en deportes de contacto para saber cómo aguanta el adhesivo (Ya que tenemos que tener en cuenta que uno de mis deportes favoritos es el Rugby).

RECOMENDACIONES

Después de 6 sensores, puedo decir que este sistema me ha ayudado bastante (sobre todo a la hora de practicar deporte) y me gustaría compartir con vosotros algunos pequeños trucos que he aprendido durante este tiempo:

  • Cúbrete el sensor con un apósito. Se despega más fácil de lo que parece (por ejemplo quitándote una camiseta apretada).

  • A mí me resulta muy cómodo colocarme el sensor en el tríceps, tal como recomienda Free Style Libre.

  • NUNCA dejes que el lector se quede sin batería, sino tendrás que cambiar el sensor.

  • Los primeros dos días utiliza el glucómetro tradicional, suele tardar dos días en calibrarse correctamente.

  • Procura no repetir la zona de colocación del sensor, ya que la piel sufre irritaciones con el pegamento.