Salida en MTB superando hipoglucemia

El fin de semana pasado decidimos salir a pedalear un poco por la montaña, concretamente por el camino viejo de Caimari a Lluch pasando por el Prat dels Pilons (para los que hagáis MTB por Mallorca :p). Ya habíamos realizado antes esta excursión, así que conocíamos el trazado y perfil de la ruta. Lo más destacable de esta ruta son dos rampas con inclinación muy elevada y un tramos final algo duro.

Como siempre empezamos el día con una medición matinal. Hoy toca mediciones capilares ya que estos días estoy a la espera de que me llegue el nuevo sensor FreeStyleLibre dado que el anterior se me despegó antes de hora en el último partido de rugby. Así que tengo que tener en cuenta que me haré menos mediciones que de costumbre.

La medición nos marca 141 mg/dl, desayunamos fruta (dos piezas de manzana), un vaso de zumo sin azucares añadidos y café americano. Me inyecto 3 dosis de insulina y nos ponemos en marcha.

Llegamos a las faldas de la montaña en coche. Pero, toca un última medición antes de ponernos a pedalear para comprobar que esté todo en orden. Marca 171 mg/dl. Con este nivel de glucosa no necesito tomar nada más. Así que, ¡En marcha!

A los 20 minutos nos encontramos con las primeras rampas. El cansancio empieza a notarse … pero no ponemos el pie en el suelo. A pesar del cansancio y el esfuerzo realizado decido esperar un poco más antes de realizar la siguiente medición, ya que en este momento no serviría de nada porque el esfuerzo realizado todavía no se plasmaría en el nivel de glucosa en sangre. Decido seguir 10 minutos más, aprovechando el llaneo por un valle rocoso. Es al final de este valle donde me realizo la siguiente medición. Marca 87 mg/dl. Nos indica que la glucosa está en descenso ya que nuestro cuerpo necesita tirar de los azúcares en sangre para reponer la energía utilizada durante las cuestas (llevamos 50 minutos de excursión).

Como conozco la ruta y sé que antes de la subida final viene un pequeño descenso, decido comer una barrita de cereales y beber lo equivalente a un vaso y medio de Aquarius de naranja. Descanso unos minutos y sigo en marcha. Por ahora, y a pesar de que la glucosa había bajado, no he notado síntomas de hipoglucemia.

A los pocos minutos de bajar volvemos a encontrar otra subida bastante pronunciada y rocosa que nos llevará hasta el Coll des Prat. Serán unos 50 minutos de subida que no nos darán tregua alguna. Al llegar arriba empiezan a aparecer síntomas  de hipoglucemia … Parece que hemos salvado bien la subida aunque llego bastante justo (67mg/dl), así que aquí consumo otra barrita y un vaso más de Aquarius antes de iniciar el descenso que nos llevará al coche.

Una vez abajo toca una nueva medición. Marca 80 mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 30 minutos de descenso, sigue siendo bastante baja. Esto nos indica que nuestro cuerpo necesita energía tras el esfuerzo realizado en las subidas y que está consumiendo nuestra glucosa en sangre para reponerla. Tomamos medidas y bebemos Aquarius para aguantar hasta la hora de comer con una glucosa previa de 125 mg/dl.

¡Lo hemos conseguido! Hemos salvado lo que podría haber sido una hipoglucemia más grave y habernos arruinado la excursión entera.

Hay que recordar que en subidas prolongadas y esfuerzos máximos nuestro cuerpo tiende a seguir consumiendo energía incluso después de una hora del esfuerzo realizado. Por lo tanto, hay que saber elegir el momento correcto para realizar las mediciones para poder tomar las decisiones adecuadas.

Animo, suerte y siempre positivo!

Sesión Mountain Bike en Mallorca (MTB)

Ahora que ya no hace tanto calor y para aprovechar bien el tiempo que nos queda en la isla … ¡Hoy hemos salido a hacer una ruta en Mountain Bike (MTB) por la “Serra de Tramuntana”!

Hemos quedado a las 9 de la mañana para hacer una ruta de unos 46 km en 4 horas aproximadamente. Toca desayunar bien entonces … tomo una tostada de pan integral con un poco de jamón york y una pieza de fruta. (Con la primera glucemia del día a 150mg/dl decido ponerme 2 dosis de novorapid (ya que la ruta empieza bastante suave durante los primeros 10km).

Una de las cosas más importantes, sobre todo si eres diabético y vas a practicar deporte en medio de la montaña, es preparar la mochila intentando prever “todos” los posibles contratiempos con los que nos podamos encontrar. En la mía nunca falta: Aquarius, plátanos y barritas muesli.

Son las 9 y nos ponemos en marcha con el azúcar a 170mg/dl. Los primeros 10 kilómetros son por carretera y muy llanos. En  breve llegamos al camino de tierra por el cual iniciaremos la subida, “Camí vell de Lluc” (un clásico para los mallorquines que realizan actividades de montaña).

Antes de comenzar la subida realizo una medición de glucemia. Con el azúcar a 115 mg/dl), para evitar una hipoglucemia, tomo unos sorbos de Aquarius. Y … ¡En marcha! Son 6 kilómetros intensos por un camino de tierra con una inclinación positiva bastante elevada. La subida nos lleva algo más de hora y media, por lo tanto en medio decido descansar para realizar una nueva medición. Tengo el azúcar a 100 mg/dl … parece que las dos unidades de insulina han sido acertadas. Me tomo una barrita muesli (con 8gr de azúcar) y seguimos con la subida.

IMG-20150915-WA0004

Llegamos al final de la subida. Me mido y obtengo unos valores de 115mg/dl. Decido no tomar nada, ya que los próximos kilómetros son cuesta abajo, con algún repecho … pero de poca intensidad. Dos horas después y con 23 kilómetros a nuestras espaldas llegamos al monasterio de Lluc.

IMG-20150915-WA0005

¡Ahora sí que nos hemos ganado el descanso! Y como no … de nuevo, medición. Con la glucemia a 100 mg/dl, tomo un vaso de Aquarius (de unos 33ml).

Ahora ya toca iniciar la vuelta. De modo que nos tocará afrontar las cuestas que anteriormente habíamos descendido. Son algo intensas, pero cortas. Como he tenido una buena regulación de glucemia durante toda la ruta las afronto sin problemas.

IMG-20150915-WA0003

En media hora alcanzamos el principio de la bajada. Realizo una medición más (89mg/dl) y decido tomarme un plátano. Llevamos ya tres horas montando y el cansancio se empieza a notar pero iniciamos el descenso hasta la carretera sin complicaciones.

Los últimos 10 kilómetros se hacen duros. Me coloco a rueda de mi compañero y dejo que me estira hasta el final. Termino la ruta con la glucemia a 75mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 4 horas de ejercicio moderado, seguramente el azúcar siga descendiendo durante las próximas dos horas. Bebo un poco de Aquarius (33ml) y, antes de comer, revisó si he conseguido subir el nivel de glucosa en sangre. Los valores son algo más altos, lo cual me indica que estoy estable, y puedo calcular la dosis de insulina en relación a mi comida.

tabla sesion mtb

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!