Comparativa insulinas Tresiba Vs Lantus

¡Hola amigos! Después de casi un año con la insulina de acción lenta Tresiba, se nos ocurrió realizar una comparativa con la insulina que usaba anteriormente (Lantus), para poder comprobar las diferencias nocturnas entre ambas insulinas.

Gracias al sistema de medición Freestyle Libre, dispongo de mucha más información detallada sobre el comportamiento de mi glucosa a lo largo del día. También es cierto que a veces resulta abrumadora tanta información y no siempre somos capaces de interpretarla correctamente. Pero allá van nuestros valores:

Capture

 

Como sabéis, estas gráficas son muy difíciles de valorar debido a la cantidad de variables que afectan a nuestra glucemia: como lo que haya comido durante el día, la cantidad de insulina rápida que me haya inyectado antes de ir a dormir, el tipo de deporte que haya practicado durante la tarde, etc.

Por eso, hemos escogido los valores de dos días en los que estas variables fueran prácticamente iguales (una cena ligera en HDC y 4 dosis de insulina rápida antes de ir a dormir).

Como podemos apreciar el efecto de la Tresiba es mucho más continuado a lo largo de la noche que el de la Lantus, lo cual es una de las principales características de dicha insulina. A mi parecer no hay punto de comparación entre unas gráficas y otras.

  • En la gráfica del 18 de mayo podemos apreciar como la insulina Lantus me provoca una hipoglucemia nocturna y acabo despertándome con valores de 156 MG/DL. Esta gráfica es la clara descripción de como funciona la insulina Lantus.
  • Con la insulina Tresiba, en cambio, aunque tenga una glucemia alta durante gran parte de la noche se mantiene mucho más estable sin llegar a provocar una hipoglucemia.
Controles Día 12/05 Día 10/05 Día 16/05 Día 18/05
Nocturno 175 mg/dl 106 mg/dl 187 mg/dl 119 mg/dl
Despertar 138 mg/dl 103 mg/dl 230 mg/dl 156 mg/dl

Como conclusión puedo decir que, una vez acostumbrado a la insulina Tresiba ahora ya no volvería a usar la insulina Lantus. Al principio me costó acostumbrarme a ella, debido a que necesito más insulina rápida por la noche y con la Lantus sabía que un mal cálculo derivaba en una hipoglucemia nocturna. Por tanto al principio, siempre me ponía de menos y me levantaba con valores muy altos.

Pero con Tresiba ya no tengo tanta preocupación y he de decir que muy raras veces he vuelto a sufrir una hipoglucemia nocturna con esta insulina.

Con todo esto, cabe recordar que cada persona es diferente y reacciona de manera distinta a los tipos de insulina.

Os animamos a que nos contéis vuestra experiencia con las insulinas de actuación lenta. ¿Cuál usáis? ¿Habéis probado las dos que comentamos? ¿Cuál preferís y por qué? ¿Coincidís con nuestra valoración? A ver si entre todos conseguimos aprender más 😉

¡Animo suerte y siempre positivo!

Tipos de glucosa según el deporte que vayamos a practicar

Si tienes diabetes y practicas deporte habitualmente, seguro que una de las cosas que más te preocupan son las hipoglucemias. ¿Verdad? Si te sientes identificado … ¡Este post es para ti! A continuación, te explicamos los tipos de glucosa más adecuados según el deporte que vayas a practicar.

Una de las mayores preocupaciones para las personas con diabetes a la hora de practicar deporte, son las hipoglucemias. Y es que a veces es muy complicado calcular los niveles previos de glucosa en sangre adecuados en función de la intensidad y duración de la actividad que vayamos a realizar. Para ello, es muy importante, antes de iniciar cualquier tipo de actividad física, preparar la glucosa extra que deberemos llevar encima para poder evitar posibles complicaciones.

Pero… ¿Qué tipo de glucosa me llevo? ¿En qué envase? ¿Cuánta? Como todo, dependerá del tipo de deporte que vayamos a realizar, el medio, la intensidad y la duración.

A continuación, te detallamos los tipos de glucosa, envases y formatos que mejor se ajustaran a tus necesidades en función del deporte o actividad que vayas a realizar.

TIPOS DE GLUCOSA según la intensidad de la actividad

  • Ejercicio de larga duración y baja intensidad

Si vamos a realizar deporte de larga duración y baja intensidad, será recomendable que llevemos encima glucosa de absorción lenta (por ejemplo, una manzana), debido a que en este tipo de actividades el nutriente más requerido por nuestro cuerpo es la grasa y no tanto la glucosa. Si has ingerido glucosa de absorción rápida practicando este tipo de deporte, seguramente hayas tenido que subministrarte insulina durante el ejercicio para corregir. Tomando glucosa de absorción lenta conseguiremos una tendencia estable durante toda la práctica y podremos ir realizando mediciones y ajustes con mayor facilidad y evitaremos posibles rebotes insulínicos.

  • Ejercicio de alta intensidad

Al contrario, si vamos a realizar ejercicios de alta intensidad (tipo HIIT, Crossfit, spinning, etc.), será recomendable que llevemos encima glucosa de absorción rápida (pastillas o geles de glucosa).  En este tipo de deportes nuestro metabolismo necesita obtener energía de manera rápida, por lo tanto, utilizará la glucosa o el glucógeno como vía metabólica principal. Con lo cual, deberemos reponer estos depósitos de manera más rápida. Si no tomamos la glucosa adecuada durante la práctica de este tipo de deportes, es bastante probable que terminemos sufriendo una hipoglucemia.

pastillas glucosa

EL ENVASES 

El envase o formato de la glucosa es primordial. La mayoría de nosotros llevamos siempre el sobrecito de azúcar encima, por si las moscas … Pero ¿Cuántas veces se te ha roto en el bolsillo o la maleta o se te ha mojado? Este sistema es útil si salimos a correr o vamos en bicicleta. Pero, si por ejemplo vamos a realizar algún deporte acuático, no nos resultará tan práctico.

Dependiendo del medio o del equipamiento con el que vamos a realizar deporte, deberemos utilizar un tipo de envase u otro.

  • Ejercicio por ciudad o zona urbana

Si vamos a realizar deporte por la ciudad (una carrera, una salida en bici, una caminata, etc.) podemos llevar una pequeña riñonera con una pastilla de glucosa o un sobrecito de azúcar refinado. Incluso llevar algunas monedas para comprar alguna bebida azucarada en caso de necesidad. Esta circunstancia es la más fácil de controlar, ya que al fin y al cabo siempre podremos entrar en un bar y pedir un sobrecito de azúcar.

  • Ejercicio en montaña o zonas naturales

El problema viene cuando salimos a terrenos más “naturales”, en la montaña, por ejemplo. Además de prever la duración e intensidad del ejercicio que vamos a realizar, debemos tener en cuenta que el envase debe ser resistente y flexible. Es decir, que al mojarse no se rompa. Lo mejor sería llevar una botella de aquarius o agua con azúcar o una barrita energética. Si vamos a llevar mochila lo mejor es reservar un bolsillo fácilmente accesible para nuestra glucosa.

IMG-20160315-WA0011

  • Ejercicio en el mar o medio acuático

Cuando llegamos al medio acuático la cosa se complica. En esta situación nuestra equipación será fundamental para mantener nuestra glucosa lo más seca posible. Hacernos con una funda impermeable sería la mejor opción (podemos usar las típicas bolsas con cierre hermético). En cuanto al tipo de glucosa, lo recomendable sería algo sólido como unas barritas de cereales o una botella de agua con azúcar, ya que pueden seguir proporcionándonos energía, aún mojadas o húmedas. Por el contrario, las pastillas de glucosa o los sobres de azúcar pueden diluirse si se mojan.

IMG-20160315-WA0010

Nuestros consejos:

  1. Recuerda añadir glucosa extra a tu kit diabetológico. Es muy importante llevarlo glucosa extra contigo siempre que practiques deporte para evitar posibles complicaciones.
  2. Practicando deportes de baja intensidad y larga duración lleva contigo glucosa de absorción lenta
  3. Tomando glucosa de absorción lenta conseguiremos una tendencia estable durante toda la práctica y podremos ir realizando mediciones y ajustes con mayor facilidad. También evitaremos rebotes insulínicos.
  4. Practicando deportes de alta intensidad, lleva contigo glucosa de absorción rápida.
  5. Si no tomamos la glucosa adecuada durante la práctica de deporte de alta intensidad, es bastante probable que terminemos sufriendo una hipoglucemia.
  6. Si vamos a llevar mochila lo mejor es reservar un bolsillo fácilmente accesible para nuestra glucosa.
  7. Practicando deporte en la montaña o el campo, utiliza envases resistentes y flexibles. No queremos echar a perder nuestras reservas por no llevar la glucosa en un envase adecuado.
  8. En el mar utiliza bolsas herméticas o envases sólidos. Recuerda que las pastillas de glucosa o los sobres de azúcar pueden diluirse si se mojan.

Esto son algunas recomendaciones. Debemos recordar que cada cuerpo es diferente y puede reaccionar de manera distinta a la glucosa. Por ello, siempre deberemos escoger el método que mejor le sirva a uno mismo. Estos consejos o recomendaciones están basados en mi experiencia personal. ¡Espero que a ti también te sirvan!

¿En tu caso, que tipo de glucosa llevas siempre encima a la hora de practicar deporte? Comparte con nosotros tu experiencia.

Y recuerda … Ánimo, suerte y siempre positivo!