Glucemia en entrenamientos HIIT, aeróbico y Fartlek

¡Primer post del año! Pero nos negamos a escribir sobre lo típico en estas fechas … “Los propósitos de año nuevo”. Hoy os queremos hablar sobre los distintos tipos de entrenamiento que podemos encontrar y los queremos poner a prueba para ver cómo pueden afectar a nuestra glucemia.

Como os decimos siempre, en Lemur Diabético apostamos por la práctica regular de deporte como uno de los mejores métodos para mantener nuestra diabetes controlada o, incluso, preveerla. Y de todo esto, la palabra REGULAR es la más importante para nosotros. De nada sirve apuntarnos ahora al gimnasio de moda de nuestra ciudad o fijarnos objetivos que después no serán fáciles de mantener con nuestro día a día.

Y es que es muy fácil caer en la tentación de los propósitos de año nuevo. Que, ojo. No es que sean malos. Pero hay que ir con mucho cuidado en no fijarse excesivos retos u objetivos que ya sabemos que son difíciles de cumplir. Ya que de esta manera solo conseguiremos sentirnos peor a final de año si vemos que no hemos sido capaces de alcanzarlos. Es preferible empezar por marcarnos objetivos pequeños y con una fecha objetivo en el corto plazo e ir incrementándolos a medida que los vayamos alcanzando.

Por eso, si estás pensando en mejorar tu forma física, perder peso o prepararte para alguna prueba deportiva es muy importante valorar primero los distintos tipos de entrenamiento que tienes a tu alcance y escoger de entre ellos el que más te convenga según cuál sea tu objetivo. Será el objetivo meta que tengas en mente el que determine la intensidad, el volumen y frecuencia de nuestros entrenamientos.

Es muy importante saber que cada tipo de entrenamiento afecta de una manera distinta a nuestra glucosa en sangre. La intensidad, volumen y duración de estos afectará de manera directa. Pero también lo hará lo que comamos antes, durante o incluso después del entreno; las dosis de insulina que nos subministremos, las horas de sueño, etc.

Hoy os queremos hablar sobre las diferencias que existen entre los tres principales tipos de entrenamiento que solemos encontrar o que nos pueda proponer nuestro entrenador personal, que son: HIIT, Aeróbico medio o FARTLEK. Pero como os podéis imaginar, una cosa es la teoría y otra bien distinta la práctica. Para ello, y porque nos gustan los retos, hemos querido comparar el resultado obtenido tras realizar estos tres tipos de entrenamiento intentando (aunque sabemos que es muy difícil) llegar con unas mínimas condiciones estables.

Entrenamiento HIIT: entrenamiento que se realiza a máxima intensidad y en periodos de trabajo cortos. Se debe realizar con la máxima intensidad posible en cada repetición. Es un tipo de trabajo que nos permite jugar con infinidad de tipos de ejercicio, por lo que suele resultar muy variado y ameno. Pero requiere una alta demanda de glucosa, generalmente durante la media hora posterior al ejercicio. Durante este tipo de entrenamiento nuestro cuerpo demandara glucosa de manera inmediata, esto puede provocar que se vacíen de inmediato los depósitos de glucosa y por consecuencia nos lleve a una hiperglucemia (como es en nuestro caso), debemos tener cuidado con el efecto rebote, pocas dosis y un control cada 20 minutos durante la hora posterior evitará una hipoglucemia.

entrenamiento hiit

Como podéis observar, durante el ejercicio, obtenemos un aumento excesivo de la glucosa en sangre que conseguimos contrarrestar con dos dosis de insulina. Gracias al control posterior evitamos una hipoglucemia.

Aeróbico medio: debido a la gran cantidad de tipo de entrenamiento aeróbico que existen, hemos decidido elegir el más común, un entrenamiento generalmente de 1h-1h30´ con un trabajo cardiovascular de entre 70-80% de nuestra FCM. Generalmente este tipo de entrenamiento lo realizamos corriendo, en bicicleta, nadando etc…. Durante este entrenamiento el cuerpo demanda una alta cantidad de glucosa pero también de grasa corporal mayor que en el trabajo anterior. La variación de nuestra glucosa una vez acabado este ejercicio no es tan drástica como en el trabajo HIIT. Es recomendable, recargar nuestras fuentes de energía durante el ejercicio ya que nuestro cuerpo no deja de utilizar glucosa. Consumiendo glucosa en pequeñas cantidades podemos controlar nuestra glucemia. En este tipo de entrenamiento es donde nosotros, personalmente, podemos mantener bajo control nuestra glucemia.

entrenamiento aerobico 2h

Este dia de entrenamiento sufrimos una hipoglucemia durante la mañana. Nos despertamos y enseguida ingerimos: 30 ml de Aquarius, dos croasans, un café y zumo. Pese a la cantidad de HDC ingeridos no nos subministramos insulina para compensar y poder iniciar el entreno con una glucemia suficientemente alta. Este día tocaba sesión de MTB de 2h a ritmo medio. A la hora de pedalear comimos un plátano. Como podemos observar en la gráfica el consumo de glucosa se mantiene estable durante prácticamente toda la excursión. En este tipo de entrenamiento las hipoglucemias son bastante predecibles y controlables. Tampoco se denota un consumo excesivo de nuestra glucosa una vez acabado el entrenamiento.

Fartlek: este tipo de entrenamiento consiste en realizar cambios de intensidad. Aunque, a diferencia del HIIT estos cambios no tienen por qué ser a máxima intensidad. Pueden ser variaciones marcadas por el cronometro o por el desnivel del terreno. Al ser de mayor duración y menor intensidad que el tipo de entrenamiento HIIT, nuestro cuerpo demandará glucosa, sobretodo, una vez finalizado el ejercicio (casi de forma inmediata).

 Fartlek:
Entrenamiento Fartlek en bicicleta estática con cambios de intensidad elevados submáximos de 2 minutos (como máximo) habiendo en total 10 cambios de intensidad, oscilando entre zona 4 (85%) y zona 5 (90%). Como podemos comprobar en la gráfica el consumo de glucosa es progresivo, aunque el tipo de entrenamiento tenga picos de intensidad elevados la glucosa se consume de manera gradual durante todo el entrenamiento incluso una vez finalizado.
Si queréis saber más acerca de estos tipos de entrenamientos, no os perdáis los siguientes posts.

Y … para no perder costumbres aunque cambiemos de año, ya sabéis ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Tipos de glucosa según el deporte que vayamos a practicar

Si tienes diabetes y practicas deporte habitualmente, seguro que una de las cosas que más te preocupan son las hipoglucemias. ¿Verdad? Si te sientes identificado … ¡Este post es para ti! A continuación, te explicamos los tipos de glucosa más adecuados según el deporte que vayas a practicar.

Una de las mayores preocupaciones para las personas con diabetes a la hora de practicar deporte, son las hipoglucemias. Y es que a veces es muy complicado calcular los niveles previos de glucosa en sangre adecuados en función de la intensidad y duración de la actividad que vayamos a realizar. Para ello, es muy importante, antes de iniciar cualquier tipo de actividad física, preparar la glucosa extra que deberemos llevar encima para poder evitar posibles complicaciones.

Pero… ¿Qué tipo de glucosa me llevo? ¿En qué envase? ¿Cuánta? Como todo, dependerá del tipo de deporte que vayamos a realizar, el medio, la intensidad y la duración.

A continuación, te detallamos los tipos de glucosa, envases y formatos que mejor se ajustaran a tus necesidades en función del deporte o actividad que vayas a realizar.

TIPOS DE GLUCOSA según la intensidad de la actividad

  • Ejercicio de larga duración y baja intensidad

Si vamos a realizar deporte de larga duración y baja intensidad, será recomendable que llevemos encima glucosa de absorción lenta (por ejemplo, una manzana), debido a que en este tipo de actividades el nutriente más requerido por nuestro cuerpo es la grasa y no tanto la glucosa. Si has ingerido glucosa de absorción rápida practicando este tipo de deporte, seguramente hayas tenido que subministrarte insulina durante el ejercicio para corregir. Tomando glucosa de absorción lenta conseguiremos una tendencia estable durante toda la práctica y podremos ir realizando mediciones y ajustes con mayor facilidad y evitaremos posibles rebotes insulínicos.

  • Ejercicio de alta intensidad

Al contrario, si vamos a realizar ejercicios de alta intensidad (tipo HIIT, Crossfit, spinning, etc.), será recomendable que llevemos encima glucosa de absorción rápida (pastillas o geles de glucosa).  En este tipo de deportes nuestro metabolismo necesita obtener energía de manera rápida, por lo tanto, utilizará la glucosa o el glucógeno como vía metabólica principal. Con lo cual, deberemos reponer estos depósitos de manera más rápida. Si no tomamos la glucosa adecuada durante la práctica de este tipo de deportes, es bastante probable que terminemos sufriendo una hipoglucemia.

pastillas glucosa

EL ENVASES 

El envase o formato de la glucosa es primordial. La mayoría de nosotros llevamos siempre el sobrecito de azúcar encima, por si las moscas … Pero ¿Cuántas veces se te ha roto en el bolsillo o la maleta o se te ha mojado? Este sistema es útil si salimos a correr o vamos en bicicleta. Pero, si por ejemplo vamos a realizar algún deporte acuático, no nos resultará tan práctico.

Dependiendo del medio o del equipamiento con el que vamos a realizar deporte, deberemos utilizar un tipo de envase u otro.

  • Ejercicio por ciudad o zona urbana

Si vamos a realizar deporte por la ciudad (una carrera, una salida en bici, una caminata, etc.) podemos llevar una pequeña riñonera con una pastilla de glucosa o un sobrecito de azúcar refinado. Incluso llevar algunas monedas para comprar alguna bebida azucarada en caso de necesidad. Esta circunstancia es la más fácil de controlar, ya que al fin y al cabo siempre podremos entrar en un bar y pedir un sobrecito de azúcar.

  • Ejercicio en montaña o zonas naturales

El problema viene cuando salimos a terrenos más “naturales”, en la montaña, por ejemplo. Además de prever la duración e intensidad del ejercicio que vamos a realizar, debemos tener en cuenta que el envase debe ser resistente y flexible. Es decir, que al mojarse no se rompa. Lo mejor sería llevar una botella de aquarius o agua con azúcar o una barrita energética. Si vamos a llevar mochila lo mejor es reservar un bolsillo fácilmente accesible para nuestra glucosa.

IMG-20160315-WA0011

  • Ejercicio en el mar o medio acuático

Cuando llegamos al medio acuático la cosa se complica. En esta situación nuestra equipación será fundamental para mantener nuestra glucosa lo más seca posible. Hacernos con una funda impermeable sería la mejor opción (podemos usar las típicas bolsas con cierre hermético). En cuanto al tipo de glucosa, lo recomendable sería algo sólido como unas barritas de cereales o una botella de agua con azúcar, ya que pueden seguir proporcionándonos energía, aún mojadas o húmedas. Por el contrario, las pastillas de glucosa o los sobres de azúcar pueden diluirse si se mojan.

IMG-20160315-WA0010

Nuestros consejos:

  1. Recuerda añadir glucosa extra a tu kit diabetológico. Es muy importante llevarlo glucosa extra contigo siempre que practiques deporte para evitar posibles complicaciones.
  2. Practicando deportes de baja intensidad y larga duración lleva contigo glucosa de absorción lenta
  3. Tomando glucosa de absorción lenta conseguiremos una tendencia estable durante toda la práctica y podremos ir realizando mediciones y ajustes con mayor facilidad. También evitaremos rebotes insulínicos.
  4. Practicando deportes de alta intensidad, lleva contigo glucosa de absorción rápida.
  5. Si no tomamos la glucosa adecuada durante la práctica de deporte de alta intensidad, es bastante probable que terminemos sufriendo una hipoglucemia.
  6. Si vamos a llevar mochila lo mejor es reservar un bolsillo fácilmente accesible para nuestra glucosa.
  7. Practicando deporte en la montaña o el campo, utiliza envases resistentes y flexibles. No queremos echar a perder nuestras reservas por no llevar la glucosa en un envase adecuado.
  8. En el mar utiliza bolsas herméticas o envases sólidos. Recuerda que las pastillas de glucosa o los sobres de azúcar pueden diluirse si se mojan.

Esto son algunas recomendaciones. Debemos recordar que cada cuerpo es diferente y puede reaccionar de manera distinta a la glucosa. Por ello, siempre deberemos escoger el método que mejor le sirva a uno mismo. Estos consejos o recomendaciones están basados en mi experiencia personal. ¡Espero que a ti también te sirvan!

¿En tu caso, que tipo de glucosa llevas siempre encima a la hora de practicar deporte? Comparte con nosotros tu experiencia.

Y recuerda … Ánimo, suerte y siempre positivo!

Entrenamiento HIIT con autocargas para estas navidades

Suponemos que muchos de vosotros habréis empezado ya las vacaciones de Navidad. Algunos las aprovechan para descansar y otros, como nosotros, estamos ansiosos de poder hacer aquellas actividades que, por el día a día, nos es imposible practicar. Pues bien, en nuestro caso pasaremos las vacaciones en Mallorca (hay que volver a casa por Navidad). Así que estos días, además de los entrenos, compartiremos con vosotros el bonito paisaje.

Hoy hemos realizado un entrenamiento de alta intensidad, ideal para estas fechas, ya que en poco tiempo podremos quemar los excesos de las comilonas familiares. Se trata de una sesión de ejercicios de autocargas, de duración media-corta y con descansos muy cortos entre series.

Con este tipo de ejercicios buscamos estimular la producción de glucógeno y conseguir así agotar esta fuente de energía con el fin de acelerar el metabolismo y consumir las grasas del cuerpo. Este entrenamiento nos permitirá, además, seguir consumiendo energía una vez finalizado el ejercicio realizado.

Las personas con diabetes deben tener muy en cuenta que, cuando hablamos de consumir glucógeno, nos referimos a que el hígado libera esta sustancia a la sangre y, por ende, es muy probable que se sufra una hiperglucemia. Como consecuencia de esto, una vez finalizado el ejercicio, el cuerpo deberá reponer la energía gastada durante el mismo, es por ello que deberemos realizar mediciones constantes para evitar sufrir una hipoglucemia.

El control de una persona con diabetes en este tipo e actividades es fundamental, sobre todo durante las horas posteriores al ejercicio.

De igual modo, las personas que no padezcan diabetes deberán vigilar su alimentación a la hora de practicar este tipo de ejercicio, ya que una vez terminado pueden sufrirse episodios parecidos a los de la hipoglucemia (son las conocidas “pájaras”).

Entrenamiento realizado:

– Flexiones de brazos con los pies en bosu y las manos en las mancuernas. 10 rep.

– Abdominales sobre fitball realizando encogimientos de rodillas al pecho. 10 rep

– Tríceps en banco. 10 rep.

– Pliometría: salto desde una base al suelo seguido de salto profundo al techo. 10 rep.

Repetimos el ejercicio 5 veces descansando 1:1/2* cada vuelta.

*Significa que se descansan 30 segundos por cada minuto de trabajo realizado. Si trabajamos durante 2 minutos, descansaremos 1. De este modo ajustaremos el descanso en función del tiempo de trabajo.

Podemos repetir este ejercicio las veces que queramos. El número de series óptimo para este tipo de entrenamiento son 2 rondas de 5 vueltas. Aproximadamente equivaldría a unos 20-25 minutos de ejercicio.

20151223_231037.png

Debemos comentar que la persona entrenada lleva varios meses entrenando con nosotros y, aparte de tener buena técnica, tiene una condición física de base muy depurada.

Os animamos a que realicéis este ejercicio y compartáis con nosotros vuestra experiencia así como las glucemias obtenidas durante la sesión.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!