Control glucémico en un partido de rugby para evitar hipoglucemia

El pasado fin de semana tuvimos el primer partido de rugby de esta temporada, y con el panorama de lluvias que estamos teniendo, fue totalmente ¡Pasado por agua!

Como algunos ya sabéis, el rugby es uno de mis deportes favoritos. Podríamos decir que el #TOPthree sería, por este orden: Windsurf, rugby y Mountain Bike. Pero bueno, llevaba casi dos años sin entrenar ni jugar seriamente… casi desde que volvimos de Madrid, donde jugué durante varios años con los UEM Warrios. Ahora que ya estamos en casa y se acerca otro largo y aburrido invierno en la isla, decidí volver a unirme a los Corsaris, con los que inicié en este deporte.

La primera característica y diferencia de la última vez que jugué a rugby es que esta vez lo hacía sin el Freestyle Libre (en otro post os diremos como nos preparamos para que no se nos despegue el sensor). Y el partido no hacía más que suponer complicaciones y eso que todavía no habíamos empezado…

Primer hándicap: el partido empezaba a las 17 y la convocatoria era a las 15. Por lo tanto tuve que adelantar la hora de la comida para no tener sensación de pesadez. Tened en cuenta que el rugby es un partido muy aeróbico y de mucho contacto.

Así que decido comer a las 13.30 y nos preparamos pasta con atún. La glucosa marca 200mg/dl así que bebo un poco de Aquarius y… ¡Hacia el campo!

La medición antes del partido marca 180 mg/dl. Me preocupa ya que, debido a los nervios, me suele subir bastante la glucosa y después me baja de golpe en medio del partido. Por eso, aún haber salido a calentar solo, decido beberme dos sorbos de Aquarius antes de salir a jugar.
¡Empieza el partido!


Como me esperaba, en la media parte tengo la glucosa bastante alta. Pero no hay problema siempre y cuando no empiece a crear cuerpos cetónicos.

Seguimos jugando bajo la lluvia y el juego en esta nueva posición (de 10 ahora) es mucho más parada de lo que preveíamos (llevaba desde siempre jugando como medio-melé) así que eso hará que la glucosa aumente más rápido de lo esperado … En este post os explicamos las características de las diferentes posiciones de juego.

Ya con el pitido final toca hacer feedback y revisar la glucosa. 160mg/dl. No es tan elevada… y además toca tercer tiempo. De todos modos, me llevaré el Aquarius cerca por si toca hacer correcciones.

Ah, se me olvidaba… No hemos ganado el partido pero, haberlo superado sin contratiempos con la glucemia hace que me vaya a casa con buen sabor de boca:

Lémur Diabético 1 – Glucemia 0

Y como repetimos siempre… ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Si quieres saber más acerca de las reglas de este deporte, no te pierdas nuestros posts:

Nuestro kit diabetológico en Canadá

¡Volvemos a la carga tras unas merecidas vacaciones en Canadá! La verdad es que volvimos encantados de este viaje. Canadá es, sin duda, un país extraordinario, lleno de naturaleza y vida por todos lados. Pero estamos en un blog de diabetes y deporte, así que vamos a intentar no irnos por las ramas…

Primer paso: Organización nuestro kit diabetológico. Dado que se trataba de un viaje largo (17 días para ser exactos) debía calcular los bolis que necesitaría. En mi caso, para dos semanas, necesitaría aproximadamente 2 bolis y medio de NovoRapid y 3 de Treshiba. Decidí llevarme 5 de NovoRapid y 6 de Treshiba, por lo que pudiera pasar. Hay que llevar siempre el doble de lo que necesitas y se recomienda distribuir los bolis de insulina en maletas diferentes.

Pero necesitamos más cosas a parte de la insulina. Nos llevamos, también, una cantidad de agujas indecente, por eso de que vale más que sobren qué no que falten… Y para evitar sustos las fui repartiendo por todas las maletas, mochilas y bolsillos que se me ocurrieron. Otra de las cosas que os recomiendo, sobre todo si vais a cruzar alguna frontera, es solicitar un certificado a vuestro médico de cabecera mediante el que te autoricen a llevar contigo este tipo de medicación y complementos.

Pues bueno, menos mal que hicimos todo esto porque… ¡Nada más salir tuvimos el primer percance! Debido al retraso de nuestro primer vuelo de conexión perdimos el vuelo trasatlántico. Entonces, lo que tenía que ser una escala en Ámsterdam de 1 hora se convirtió en una de 18. Además de que nos dejaron sin acceso a nuestra maleta durante toda la noche. Pero no tuvimos problema, ya que llevábamos a mano insulina suficiente para aguantar el viaje entero, ya que en la maleta solo metimos la de reserva.

IMG-1593

Una vez que estuvimos ya en el vuelo más largo de nuestro viaje (10horas) empezamos a darnos cuenta de que nuestro cuerpo necesitaba una cantidad de insulina más alta que lo normal. Y es que claro, durante esas 10 horas no nos movimos prácticamente nada y entre que no dejaban de servir comida durante el vuelo y que había momentos en los que comías ya por aburrimiento, os podéis imaginar. La cuestión es que necesité prácticamente el doble de insulina de lo que había calculado y además tuve que estar haciendo correcciones prácticamente cada hora y media. En fin, que nuestros cálculos iniciales empezaban a desbaratarse.

Llegamos a Canadá e iniciamos nuestras excursiones y el intenso plan de cosas por hacer que nos habíamos marcado. Teníamos previsto hacer paradas en 7 ciudades diferentes y las conexiones entre una y otra las íbamos a hacer en coche. El problema es que las distancias en Canadá son realmente largas (además nosotros al vivir en una isla no estamos acostumbrados a pasar más de 50 minutos en coche).  En total recorrimos unos 2.500km en coche, con lo que pasamos muchas horas sentados… ¡Y volvimos a encontrarnos con la misma situación que en el avión!

Por suerte, al llevar el sensor Freestyle Libre me ha ayudado mucho en mantener mi control glucémico.

¿Y cómo lo hicimos para mantener la insulina en condiciones adecuadas durante todo el viaje? Como os hemos comentado, durante todo el viaje fuimos cambiado de hotel casi cada dos o tres días, y nuestro kit diabetológico además, pasó muchas horas en el coche. Tomamos las medidas básicas de no dejar la insulina al sol en ningún momento y de llevarla en bolsillos o mochilas donde no sufrieran golpes brutos o cambios bruscos de temperatura. Peroa además, tenemos un neceser térmico de Menarini que cuenta con un bolsillo para poder llevar bloques de refrigeración. La verdad es que con las bajas temperaturas de Canadá, no nos hizo falta congelar lar barras térmicas en ningún momento. Pero si hubiera sido necesario, lo habríamos podido hacer.

Ya a modo resumen, os dejamos una serie de recomendaciones o consejos para cuando realicéis viajes de larga duración:

  1. Lleva el doble de insulina que crees que vas a necesitar.
  2. Reparte tu kit diabetológico por varias mochilas o maletas. No lo lleves todo junto.
  3. Si quieres mantener la insulina en frío en tu maleta de mano puedes meter los bolis de insulina en un bidón vacío de ciclismo.
  4. Habla con tu médico para que te proporcione una autorización para poder pasar medicamentos en la frontera.
  5. Y en destinos como Canadá, es muy importante llevar siempre azúcar de absorción rápida de reserva, ya que en ocasiones pudimos llegar a recorrer 100km sin encontrarnos con ningún pueblo o gasolinera.

Y ya sabéis … ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

 

Comparativa insulinas Tresiba Vs Lantus

¡Hola amigos! Después de casi un año con la insulina de acción lenta Tresiba, se nos ocurrió realizar una comparativa con la insulina que usaba anteriormente (Lantus), para poder comprobar las diferencias nocturnas entre ambas insulinas.

Gracias al sistema de medición Freestyle Libre, dispongo de mucha más información detallada sobre el comportamiento de mi glucosa a lo largo del día. También es cierto que a veces resulta abrumadora tanta información y no siempre somos capaces de interpretarla correctamente. Pero allá van nuestros valores:

Capture

 

Como sabéis, estas gráficas son muy difíciles de valorar debido a la cantidad de variables que afectan a nuestra glucemia: como lo que haya comido durante el día, la cantidad de insulina rápida que me haya inyectado antes de ir a dormir, el tipo de deporte que haya practicado durante la tarde, etc.

Por eso, hemos escogido los valores de dos días en los que estas variables fueran prácticamente iguales (una cena ligera en HDC y 4 dosis de insulina rápida antes de ir a dormir).

Como podemos apreciar el efecto de la Tresiba es mucho más continuado a lo largo de la noche que el de la Lantus, lo cual es una de las principales características de dicha insulina. A mi parecer no hay punto de comparación entre unas gráficas y otras.

  • En la gráfica del 18 de mayo podemos apreciar como la insulina Lantus me provoca una hipoglucemia nocturna y acabo despertándome con valores de 156 MG/DL. Esta gráfica es la clara descripción de como funciona la insulina Lantus.
  • Con la insulina Tresiba, en cambio, aunque tenga una glucemia alta durante gran parte de la noche se mantiene mucho más estable sin llegar a provocar una hipoglucemia.
Controles Día 12/05 Día 10/05 Día 16/05 Día 18/05
Nocturno 175 mg/dl 106 mg/dl 187 mg/dl 119 mg/dl
Despertar 138 mg/dl 103 mg/dl 230 mg/dl 156 mg/dl

Como conclusión puedo decir que, una vez acostumbrado a la insulina Tresiba ahora ya no volvería a usar la insulina Lantus. Al principio me costó acostumbrarme a ella, debido a que necesito más insulina rápida por la noche y con la Lantus sabía que un mal cálculo derivaba en una hipoglucemia nocturna. Por tanto al principio, siempre me ponía de menos y me levantaba con valores muy altos.

Pero con Tresiba ya no tengo tanta preocupación y he de decir que muy raras veces he vuelto a sufrir una hipoglucemia nocturna con esta insulina.

Con todo esto, cabe recordar que cada persona es diferente y reacciona de manera distinta a los tipos de insulina.

Os animamos a que nos contéis vuestra experiencia con las insulinas de actuación lenta. ¿Cuál usáis? ¿Habéis probado las dos que comentamos? ¿Cuál preferís y por qué? ¿Coincidís con nuestra valoración? A ver si entre todos conseguimos aprender más 😉

¡Animo suerte y siempre positivo!

La importancia de la planificación en la práctica de deporte con diabetes para evitar hipoglucemias

Cambios de ruta, un cambio de horario a última hora, una variación de la actividad prevista… Si sueles practicar deporte en grupo, ¡Seguro que esto te suena! Y es que es muy difícil que todo salga según lo planificado. Con la llegada del FreeStyleLibre otra vez a mi brazo, hemos podido extraer unos datos muy significativos sobre el comportamiento de la glucosa cuando se modifican los planes a la hora de practicar deporte.

Una de los deportes que más practicamos últimamente es la mountain bike (y lo que más nos gusta es hacer rutas con nuestros amigos del #equipolemur). Pues bien, estas vacaciones hemos aprovechado bien el tiempo y hemos realizado algunas salidas por la Sierra de Tramuntana. Pero no os vamos a hablar ni de técnica de pedaleo, ni de posibles rutas… Con este post os queremos contar nuestra última experiencia y cómo un cambio de ruta significativo puede alterar nuestra glucemia.

IMG_4706    IMG_4708

Domingo por la mañana. Hora de salida prevista: 9.30. Después de una noche algo ajetreada y con el FreeStyleLibre aun calibrándose, me tomo una barrita de cereales. Maillot puesto. Cargamos las bicis en el coche y nos dirigimos hacia en punto de partida de nuestra ruta. Allí hemos quedado con otros 3 compañeros.

PRIMER INCONVENIENTE: la glucosa, obviamente, empieza a subir. Nada preocupante puesto que nos quedan 3 horas de mtb por delante. El grupo se retrasa media hora. Mi glucosa sigue en ascenso y yo todavía parado. Primer pico de glucosa más alto de lo que hubiera querido. Pero no importa, dado que voy con gente experimentada. Subo piñones y decido esforzarme más.

IMG_4687

Seguimos la ruta y mi glucosa empieza a bajar, como es normal. A la hora y media decido comer algo (barrita de cereales) y el guía me comenta que queda un llaneo de media hora y después una subida fuerte de unos 50 minutos. Con esta información, decido dar dos sorbos de Aquarius bien grandes, la ruta parece intensa.

IMG_4697       IMG_4698

SEGUNDO INCONVENIENTE: Cuando acabamos el llaneo y nos disponemos a empezar la subida, ¡Nos percatamos de que vamos justos de tiempo, y decidimos recortar distancia! La subida intensa de una hora se convierte en unas rampas de 15 minutos. Resultado: cuando ya llegamos al coche, la barrita y el Aquarius continuaban haciendo su efecto y la glucosa seguía en ascenso.

En este momento es muy difícil saber qué correcciones hacer, ya que un mal cálculo de la insulina a suministrar puede derivar en una hipoglucemia. Debemos recordar que aunque hayamos recortado la distancia, llevamos 2h de bicicleta a nuestras espaldas que continuarán haciendo su efecto. Decido que 3 unidades de insulina serán suficientes.

IMG_4701

Como no nos cansamos de repetir: a la hora de realizar deporte, la planificación es muy importante para las personas con diabetes. Esto no significa que no podamos hacer cambios, ya que habrá veces que no podremos evitarlo. Lo importante es ir bien preparados y prever como estos cambios pueden afectar a nuestras glucemias.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Charla de concienciación sobre diabetes y el mar en el Real Club Náutico de Puerto de Pollensa

Ahora que ya ha llegado el buen tiempo y el verano cada vez está más cerca, las actividades náuticas vuelven a cobrar importancia (y sobre todo en una isla como Mallorca).

Esta vez hemos querido llevar la diabetes un poco más lejos y hemos impartido una charla, con la colaboración del Real Club Náutico de Puerto Pollensa (RCNPP), para alumnos y monitores de las secciones deportivas del club.

IMG_0419

Nuestra iniciativa consistía en transmitir la idea de que la diabetes no es un obstáculo para que los niños puedan practicar deportes náuticos. Adicionalmente conseguimos que tanto alumnos como monitores comprobaran de primera mano los controles que lleva a cabo una persona con diabetes y en qué consiste el kit básico que siempre nos acompaña. Para ello, todos los alumnos participaron de buen gusto en la realización de mediciones capilares y conocieron los valores óptimos de glucosa en sangre. Por otra parte, con los monitores, profundizamos un poco más en cómo asistir a niños con diabetes, sobre todo cómo deben realizarse las punciones de insulina, dónde, bajo que situaciones, etc.

Dado mi amplia experiencia en el mundo de la vela (ya que llevo navegando desde bien pequeño) pude trasladarles de primera mano una serie de herramientas y consejos para poder disfrutar de la navegación sin riesgos: dónde guardar las inulinas, cómo proteger el medidor, qué hacer si nos sufrimos una hipoglucemia, qué tipo de glucosa es mejor llevar…

La concienciación en cuanto a diabetes es esencial en los tiempos que corren. Una buena formación en este aspecto, tanto por parte de los monitores como de los compañeros que les acompañarán durante esta actividad, puede proporcionar mucha seguridad al alumno. Es por esto que la gran acogida que ha mostrado el RCNPP en la realización de este tipo de charlas nos ha encantado.

Es emotivo ver como las empresas y clubs deportivos no escatiman en esfuerzos para conocer la enfermedad en profundidad y poder ofrecer a sus alumnos el apoyo que necesiten para no tener que renunciar a este tipo de actividades. Por eso, nos gustaría agradecer al RCNPP el habernos permitido realizar esta charla. También agradecer a los monitores el interés que mostraron durante la misma y a todos los alumnos de la sección deportiva de vela que vinieron a escuchar nuestras palabras y se mostraron muy proactivos durante la actividad (pese a que a algunos no les gustaran las agujas).

IMG_0399.JPG

Desde Lemur Diabético pensamos que la formación y el conocimiento es el primer paso para la concienciación. En un ámbito tan difícil como la práctica de deporte, cuanto más conocimiento se tenga sobre la materia, más grande será el apoyo que podamos proporcionar.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Primera semana con tratamiento Tresiba

Hoy se cumple mi primera semana con el cambio de tratamiento. He dejado de lado la insulina basal Lantus y he pasado a Tresiba.

20160415_114750

La verdad es que he notado los beneficios que me garantizó mi endocrino:

  1. La duración de la insulina es de mínimo 24 horas.
  2. La hora de inyectarse la insulina puede varias hasta 8 horas.
  3. Las variaciones que produce esta insulina son mucho menores.

Ahora que llevo una semana con ella, he notado un par de cambios significativos que quería compartir con todos vosotros. Pero, para ello, primero necesitáis conocer los valores anteriores para poder aprecias las mejoras:

tratamientro tresiba

Los cambios que he notado desde que he cambiado el tratamiento son:

  1. Mi glucemia nocturna es mucho más plana, sin tantas subidas ni bajadas. Por ahora no he tenido ninguna hipoglucemia nocturna, aunque si la glucemia un poco alta (supongo que el miedo a una hipo nocturna sigue patente)
  2. Con el tratamiento anterior, al llegar las 17:00, necesitaba una corrección de insulina NovoRapid de unas 5 U, actualmente solo necesito 1 U.
  3. El botón de inyección de la insulina es mucho más suave y hace que sea mucho más cómoda su inyección.

Estos cambios hacen que, por ahora y tras solo una semana, haya reducido en un 25% la cantidad de insulina rápida necesaria (aunque manteniendo las unidades basales).

grafica 19 abrilGlucosa nocturna con Tresiba

lantus 1 Glucosa nocturna con Lantus.

Lo primero que me llama la atención es la pluma. Es mucho más gorda que la anterior y de un color verde, aunque la cantidad de unidades que contiene es la misma que Lantus.

Sesión de Jogging

Sesión de carrera continua de 45 minutos a intensidad media

A pesar de ser domingo ¡Hoy nos hemos levantado con ganas de un poco de jogging!

Lo primero del día, una lectura con el sistema de monitorización Freestyle Libre (que, como ya os adelanté, es el método que utilizo para realizar las mediciones de glucosa en sangre).

Nivel de glucosa previo

Me levanto a 113 mg/dl y desayuno dos tostadas con mantequilla y mermelada sin azúcar con un café con leche. Me pongo 3 dosis de insulina (Novorapid). Después de desayunar y sabiendo que vamos a practicar deporte, lo recomendable es realizar mediciones constantes (cada 20´ aproximadamente) para comprobar la tendencia de la glucosa. Una hora después, con el nivel de glucemia a 181 mg/dl, me pongo 1 dosis más y…  ¡Salimos a correr!

Entrenamiento

Carrera continua media – Frecuencia Cardíaca: 70% fcmax – Duración: 45 min – 7 km carrera

La intensidad del entrenamiento es media-baja. He trabajado a una media de 175 ppm, teniendo en cuenta que mi fcmax es 205 ppm. Para controlar la intensidad dispongo de pulsómetro.

Otro factor a tener en cuenta es el calor. Hoy hemos corrido a 25ºC, lo cual influye mucho en la intensidad; ya que las pulsaciones pueden ser más altas a pesar de que mantengamos el ritmo de carrera o incluso lo bajemos. Para este tipo de entrenamiento, recomiendo utilizar nuestra frecuencia cardíaca como herramienta de trabajo.

 Jogging

Nivel de glucosa posterior

Al acabar el entrenamiento las mediciones me indican un valor de 70 mg/dl. A mí, personalmente, para aumentar el nivel de glucosa de manera progresiva, me va muy bien el Aquarius. Con solo unos 250 ml de esta bebida (100 gr = 7,9 gr de azúcar), en menos de 1h vuelvo a tener los valores en 119 mg/dl.

Resumen 0607

¡Ánimo, suerte y siempre positivo! Nos vemos en el siguiente post.