Sesión entrenamiento – Carrera 10K

En el post anterior comentábamos qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora preparar nuestro plan de entreno para una carrera. Pues bien, ya estamos entrenando para la gran carrera “Muévete por la Diabetes”.

El primer día de entrenamiento lo dedicamos a hacerle un test inicial de resistencia a Caterina. El objetivo del mismo era comprobar en qué condición física se encontraba para poder diseñar un Plan de Entrenamiento que se ajustara a sus características.

Test inicial: 6,8 km – 51min – 7:30min/km

Objetivo: 10km – 80min – 8min/km

A partir de aquí y con un plan de entrenamiento personalizado para las próximas 8 semanas, ya solo nos falta… ¡Ponernos manos a la obra!

Nuestro plan de entrenamiento para estas primeras semanas se basará en ir aumentando progresivamente el volumen de carrear en vez de la intensidad. Es decir, trataremos de hacer más kilómetros antes de intentar mejorar el tiempo.

De momento no incidiremos en la intensidad del ejercicio sino en el volumen del mismo, ya que en esta parte de la planificación nos centraremos en ir acostumbrando al cuerpo a una duración de ejercicio similar al que realizaremos el día de la carrera. De este modo conseguiremos una buena base y ya, más adelante podremos centrarnos en la intensidad, que es lo que nos hará mejorar el ritmo de carrera.

mesociclo1_acumulacion

**La distribución de días de entrenamiento se han fijado en función de la disponibilidad de Caterina, en este caso, para poderlos llevar a cabo.

EJERCICIO – SÁBADO 24

Hemos empezado con el calentamiento (caminando a un ritmo de 11 minutos el kilómetro durante 12 minutos).

Durante el entrenamiento de hoy hemos caminado durante 3min a un ritmo medio-alto (10 minutos km) seguido de 1min de carrera a un ritmo que consideramos alto en este caso (6 minutos el km). Este ejercicio lo hemos repetido 12 veces hasta alcanzar los 48min.

Para terminar hemos caminado durante 10 minutos a un ritmo lento para bajar la temperatura corporal.

Con este ejercicio pretendemos trabajar en franjas de alta intensidad, con el fin de simular la fatiga que podríamos tener durante los dos últimos kilómetros de carrera a ritmo normal (que de momento, son nuestros mayor problema).

Durante la sesión realizada, contando el calentamiento y la vuelta a la calma, hemos conseguido realizar 48 minutos de ejercicio (80 minutos en total) y un total de 8 kilómetros.

sesion_sabado

Tenéis el detalle del control glucémico y valores obtenidos, en el siguiente post.

Pensad que cada cuerpo y cada persona es diferente, por lo tanto deberemos adaptar el entrenamiento en función de nuestra capacidad física en ese momento. Si os animáis a realizar un entrenamiento similar, no dudéis en plantearnos vuestras dudas o cuestiones.

Nosotros, seguiremos compartiendo con vosotros los entrenamientos que sigamos realizando de cara a poder alcanzar nuestro objetivo “Terminar la Carrera por la Diabetes de 10km”.

Si quieres saber qué tal nos fue la carrera “Muévete por la Diabetes”, no te pierdas este post.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Sesión Mountain Bike en Mallorca (MTB)

Ahora que ya no hace tanto calor y para aprovechar bien el tiempo que nos queda en la isla … ¡Hoy hemos salido a hacer una ruta en Mountain Bike (MTB) por la “Serra de Tramuntana”!

Hemos quedado a las 9 de la mañana para hacer una ruta de unos 46 km en 4 horas aproximadamente. Toca desayunar bien entonces … tomo una tostada de pan integral con un poco de jamón york y una pieza de fruta. (Con la primera glucemia del día a 150mg/dl decido ponerme 2 dosis de novorapid (ya que la ruta empieza bastante suave durante los primeros 10km).

Una de las cosas más importantes, sobre todo si eres diabético y vas a practicar deporte en medio de la montaña, es preparar la mochila intentando prever “todos” los posibles contratiempos con los que nos podamos encontrar. En la mía nunca falta: Aquarius, plátanos y barritas muesli.

Son las 9 y nos ponemos en marcha con el azúcar a 170mg/dl. Los primeros 10 kilómetros son por carretera y muy llanos. En  breve llegamos al camino de tierra por el cual iniciaremos la subida, “Camí vell de Lluc” (un clásico para los mallorquines que realizan actividades de montaña).

Antes de comenzar la subida realizo una medición de glucemia. Con el azúcar a 115 mg/dl), para evitar una hipoglucemia, tomo unos sorbos de Aquarius. Y … ¡En marcha! Son 6 kilómetros intensos por un camino de tierra con una inclinación positiva bastante elevada. La subida nos lleva algo más de hora y media, por lo tanto en medio decido descansar para realizar una nueva medición. Tengo el azúcar a 100 mg/dl … parece que las dos unidades de insulina han sido acertadas. Me tomo una barrita muesli (con 8gr de azúcar) y seguimos con la subida.

IMG-20150915-WA0004

Llegamos al final de la subida. Me mido y obtengo unos valores de 115mg/dl. Decido no tomar nada, ya que los próximos kilómetros son cuesta abajo, con algún repecho … pero de poca intensidad. Dos horas después y con 23 kilómetros a nuestras espaldas llegamos al monasterio de Lluc.

IMG-20150915-WA0005

¡Ahora sí que nos hemos ganado el descanso! Y como no … de nuevo, medición. Con la glucemia a 100 mg/dl, tomo un vaso de Aquarius (de unos 33ml).

Ahora ya toca iniciar la vuelta. De modo que nos tocará afrontar las cuestas que anteriormente habíamos descendido. Son algo intensas, pero cortas. Como he tenido una buena regulación de glucemia durante toda la ruta las afronto sin problemas.

IMG-20150915-WA0003

En media hora alcanzamos el principio de la bajada. Realizo una medición más (89mg/dl) y decido tomarme un plátano. Llevamos ya tres horas montando y el cansancio se empieza a notar pero iniciamos el descenso hasta la carretera sin complicaciones.

Los últimos 10 kilómetros se hacen duros. Me coloco a rueda de mi compañero y dejo que me estira hasta el final. Termino la ruta con la glucemia a 75mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 4 horas de ejercicio moderado, seguramente el azúcar siga descendiendo durante las próximas dos horas. Bebo un poco de Aquarius (33ml) y, antes de comer, revisó si he conseguido subir el nivel de glucosa en sangre. Los valores son algo más altos, lo cual me indica que estoy estable, y puedo calcular la dosis de insulina en relación a mi comida.

tabla sesion mtb

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

El sistema de monitorización Freestyle libre

Un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones del líquido intersticial.

Se trata de un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector (parecido a un teléfono móvil) que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones.

FreeStyle

Este sistema realiza las mediciones del líquido intersticial y no de la sangre. Explicamos cada uno de los componentes de manera detallada:

SENSOR

Tiene el tamaño de una moneda de 2 Euros y lleva una fina aguja de unos 5mm que quedará insertada en la piel durante los 14 días de vida que tiene el sensor. Este queda sujeto al cuerpo gracias a una capa de adhesivo, pero en caso de sudoración abundante o gran actividad deportiva, pueden usarse métodos alternativos para asegurarnos de que el sensor no se desprenda (los comentaremos más adelantes).

Se recomienda colocar el sensor en la parte trasera del brazo. Yo me lo he colocado en los lugares recomendados por Freestyle (tríceps) y el sensor funciona correctamente. En este post te explicamos con más detalle cómo colocarte el sensor.

LECTOR

Es parecido a un teléfono móvil, y se encarga de recoger los datos del sensor cada vez que lo acercamos para realizar una lectura. Este nos muestra el valor de glucosa en sangre y una flecha de tendencia (este dato nos ayudará mucho a la hora de regularnos el nivel de glucosa). Se carga mediante mini USB y es bastante resistente, el mío ha sufrido varias caídas y por ahora no se aprecia ninguna imperfección.

Os cuento, desde mi experiencia personal, como me ayuda esta información sobre todo a la hora de practicar deporte.

El problema con el que me encontraba al practicar deporte era que, antes de empezar las sesiones no sabía muy bien cómo responder ante los valores de glucosa en sangre. Por ejemplo, si antes de una sesión de deporte aeróbico de unos 60 minutos a 85% de mis pulsaciones máximas obtenía un valor de 160 mg/dl, no sabía si seguiría aumentando o si sufriría una hipoglucemia en medio de la sesión. Bien, pues ahora, gracias a la flecha de tendencia, tengo la información necesaria para no sufrir variaciones excesivas mientras practico deporte.

La verdad es que, desde que tengo el sensor todos los deporte que he practicado han sido sin contacto. En breve me gustaría probarlo en deportes de contacto para saber cómo aguanta el adhesivo (Ya que tenemos que tener en cuenta que uno de mis deportes favoritos es el Rugby).

RECOMENDACIONES

Después de 6 sensores, puedo decir que este sistema me ha ayudado bastante (sobre todo a la hora de practicar deporte) y me gustaría compartir con vosotros algunos pequeños trucos que he aprendido durante este tiempo:

  • Cúbrete el sensor con un apósito. Se despega más fácil de lo que parece (por ejemplo quitándote una camiseta apretada).

  • A mí me resulta muy cómodo colocarme el sensor en el tríceps, tal como recomienda Free Style Libre.

  • NUNCA dejes que el lector se quede sin batería, sino tendrás que cambiar el sensor.

  • Los primeros dos días utiliza el glucómetro tradicional, suele tardar dos días en calibrarse correctamente.

  • Procura no repetir la zona de colocación del sensor, ya que la piel sufre irritaciones con el pegamento.

Salida con el grupo de ciclismo de la universidad

Salida con el grupo de ciclismo de la universidad. 4okm llamos de ruta con dos subidas de intensidad media.

Hoy toca clase de ciclismo y ya sabemos que significa eso … ¡Salida en bicicleta de carretera!

Lo primero que hago al saber que nos toca clase práctica es preguntarle al profesor como será, a groso modo, la ruta que realizaremos para poder prever la intensidad de la actividad física a realizar. Me explica que realizaremos una ruta más o menos llana, de unos 40 kilómetros con dos repechos finales (con lo cual… necesitaré reservas de azúcar para el final).

La hora prevista de salida es a las 14:30, por consiguiente, deberé valorar la hora de comida y las dosis de insulina que mejor me convengan.

Calculo comer una hora antes de la salida. Me mido la glucemia y me marca un valor de 85 mg/dl. Hoy toca filete de lomo con cuscús. Teniendo en cuenta la cantidad de hidratos de carbono que lleva, calculo que necesitaré unas 5 unidades de insulina NovoRapid. A partir de ahora y hasta la salida, deberé realizarme mediciones constantes para conocer la tendencia de la glucosa.

NIVEL DE GLUCOSA PREVIO A LA SALIDA

A las 14:30 tengo un nivel de glucemia de 145 mg/dl. Me he preparado una barrita Muesly (8,5 gr de azúcares) y medio litro de Aquarius.

Pero antes de empezar la ruta, ya surgen los imprevistos. Un compañero sufre una indisposición, con lo que debemos posponemos la ruta 40 minutos ¡Todos mis cálculos por la borda!. Aprovecho para medirme regularmente y me doy cuenta que la tendencia de la glucosa es descendente.

Nos ponemos en marcha y mi glucosa está a 99 mg/dl. Está bastante baja para empezar la actividad, con lo cual debo intentar recuperar mi valor inicial. Ingiero media barrita, el Aquarius y relleno la botella con agua y 25 gr azúcar refinado (por lo que pueda pasar…)

DURANTE EL ENTRENAMIENTO

A los 40 minutos me doy cuenta de que me ha subido el nivel de glucosa en sangre, está a 109 mg/dl, valores que considero bajos teniendo en cuenta que por ahora el ejercicio ha sido aeróbico ligero (sin superar las 148 ppm) y aún nos quedan los dos repechos finales… Por ello, tomo unos sorbos de agua con azúcar.

Proseguimos con la ruta y, al llegar a la mitad, el grupo decide que es un buen momento para realizar relevos (¡Seguimos con los imprevistos!). Eso significa que la intensidad aumentará considerablemente. Los relevos duran aproximadamente 10 minutos, en los cuales mis pulsaciones suelen llegar a aumentar hasta 175 ppm. Al acabar decido hacer una lectura y, como esperaba, me marca 75 mg/dl. Muy bajo, decido comerme la otra mitad de la barrita y me tomo el resto del agua azucarada.

Disminuyo la intensidad y valoro si es necesario pararme (ya que me voy quedado sin reservas azucaradas). El profesor comenta que nos tocan 7 km de bajada en los cuales podré descansar ¡Una noticia que no viene nada mal! Al llegar a bajo, mi nivel de glucemia está a 110 mg/dl. Aun me queda un sobre de azúcar refinado como reserva y… ¡Los dos repechos, que no me olvido de ellos!

Seguimos subiendo los dos repechos de 1km, por encima de mi umbral anaeróbico (estoy subiendo a 189 ppm). Al llegar al final una nueva medición y veo que se mantiene estable 100 mg/dl.

A partir de aquí es todo cuesta abajo, lo cual sirve para retomar fuerzas.

Ciclismo

FINAL DEL ENTRENAMIENTO

Al llegar al punto final de la ruta realizo una nueva medición, los valores me marcan 88 mg/dl pero la tendencia indica que es estable.

Voy haciéndome mediciones regularmente y la tendencia de mi glucemia empieza a bajar, así que ingiero un vaso de Aquarius para poder estabilizarla.

VALORACIÓN

En mitad de la ruta he sufrido una pequeña hipoglucemia que por suerte y gracias a la preparación previa no ha ido a mayores. Esto nos demuestra la importancia que debemos darle a planificar la ruta antes de empezar la actividad física y de anticiparnos a los posibles contratiempos que puedan surgir (ya sea llevando encima bebidas ligeramente azucaradas, piezas de fruta o sobres de azúcar).

Resumen 0611

¡Ánimo, suerte y siempre positivo! Nos vemos en el siguiente post.