Salida en MTB superando hipoglucemia

El fin de semana pasado decidimos salir a pedalear un poco por la montaña, concretamente por el camino viejo de Caimari a Lluch pasando por el Prat dels Pilons (para los que hagáis MTB por Mallorca :p). Ya habíamos realizado antes esta excursión, así que conocíamos el trazado y perfil de la ruta. Lo más destacable de esta ruta son dos rampas con inclinación muy elevada y un tramos final algo duro.

Como siempre empezamos el día con una medición matinal. Hoy toca mediciones capilares ya que estos días estoy a la espera de que me llegue el nuevo sensor FreeStyleLibre dado que el anterior se me despegó antes de hora en el último partido de rugby. Así que tengo que tener en cuenta que me haré menos mediciones que de costumbre.

La medición nos marca 141 mg/dl, desayunamos fruta (dos piezas de manzana), un vaso de zumo sin azucares añadidos y café americano. Me inyecto 3 dosis de insulina y nos ponemos en marcha.

Llegamos a las faldas de la montaña en coche. Pero, toca un última medición antes de ponernos a pedalear para comprobar que esté todo en orden. Marca 171 mg/dl. Con este nivel de glucosa no necesito tomar nada más. Así que, ¡En marcha!

A los 20 minutos nos encontramos con las primeras rampas. El cansancio empieza a notarse … pero no ponemos el pie en el suelo. A pesar del cansancio y el esfuerzo realizado decido esperar un poco más antes de realizar la siguiente medición, ya que en este momento no serviría de nada porque el esfuerzo realizado todavía no se plasmaría en el nivel de glucosa en sangre. Decido seguir 10 minutos más, aprovechando el llaneo por un valle rocoso. Es al final de este valle donde me realizo la siguiente medición. Marca 87 mg/dl. Nos indica que la glucosa está en descenso ya que nuestro cuerpo necesita tirar de los azúcares en sangre para reponer la energía utilizada durante las cuestas (llevamos 50 minutos de excursión).

Como conozco la ruta y sé que antes de la subida final viene un pequeño descenso, decido comer una barrita de cereales y beber lo equivalente a un vaso y medio de Aquarius de naranja. Descanso unos minutos y sigo en marcha. Por ahora, y a pesar de que la glucosa había bajado, no he notado síntomas de hipoglucemia.

A los pocos minutos de bajar volvemos a encontrar otra subida bastante pronunciada y rocosa que nos llevará hasta el Coll des Prat. Serán unos 50 minutos de subida que no nos darán tregua alguna. Al llegar arriba empiezan a aparecer síntomas  de hipoglucemia … Parece que hemos salvado bien la subida aunque llego bastante justo (67mg/dl), así que aquí consumo otra barrita y un vaso más de Aquarius antes de iniciar el descenso que nos llevará al coche.

Una vez abajo toca una nueva medición. Marca 80 mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 30 minutos de descenso, sigue siendo bastante baja. Esto nos indica que nuestro cuerpo necesita energía tras el esfuerzo realizado en las subidas y que está consumiendo nuestra glucosa en sangre para reponerla. Tomamos medidas y bebemos Aquarius para aguantar hasta la hora de comer con una glucosa previa de 125 mg/dl.

¡Lo hemos conseguido! Hemos salvado lo que podría haber sido una hipoglucemia más grave y habernos arruinado la excursión entera.

Hay que recordar que en subidas prolongadas y esfuerzos máximos nuestro cuerpo tiende a seguir consumiendo energía incluso después de una hora del esfuerzo realizado. Por lo tanto, hay que saber elegir el momento correcto para realizar las mediciones para poder tomar las decisiones adecuadas.

Animo, suerte y siempre positivo!

Control glucémico en un partido de rugby para evitar hipoglucemia

El pasado fin de semana tuvimos el primer partido de rugby de esta temporada, y con el panorama de lluvias que estamos teniendo, fue totalmente ¡Pasado por agua!

Como algunos ya sabéis, el rugby es uno de mis deportes favoritos. Podríamos decir que el #TOPthree sería, por este orden: Windsurf, rugby y Mountain Bike. Pero bueno, llevaba casi dos años sin entrenar ni jugar seriamente… casi desde que volvimos de Madrid, donde jugué durante varios años con los UEM Warrios. Ahora que ya estamos en casa y se acerca otro largo y aburrido invierno en la isla, decidí volver a unirme a los Corsaris, con los que inicié en este deporte.

La primera característica y diferencia de la última vez que jugué a rugby es que esta vez lo hacía sin el Freestyle Libre (en otro post os diremos como nos preparamos para que no se nos despegue el sensor). Y el partido no hacía más que suponer complicaciones y eso que todavía no habíamos empezado…

Primer hándicap: el partido empezaba a las 17 y la convocatoria era a las 15. Por lo tanto tuve que adelantar la hora de la comida para no tener sensación de pesadez. Tened en cuenta que el rugby es un partido muy aeróbico y de mucho contacto.

Así que decido comer a las 13.30 y nos preparamos pasta con atún. La glucosa marca 200mg/dl así que bebo un poco de Aquarius y… ¡Hacia el campo!

La medición antes del partido marca 180 mg/dl. Me preocupa ya que, debido a los nervios, me suele subir bastante la glucosa y después me baja de golpe en medio del partido. Por eso, aún haber salido a calentar solo, decido beberme dos sorbos de Aquarius antes de salir a jugar.
¡Empieza el partido!


Como me esperaba, en la media parte tengo la glucosa bastante alta. Pero no hay problema siempre y cuando no empiece a crear cuerpos cetónicos.

Seguimos jugando bajo la lluvia y el juego en esta nueva posición (de 10 ahora) es mucho más parada de lo que preveíamos (llevaba desde siempre jugando como medio-melé) así que eso hará que la glucosa aumente más rápido de lo esperado … En este post os explicamos las características de las diferentes posiciones de juego.

Ya con el pitido final toca hacer feedback y revisar la glucosa. 160mg/dl. No es tan elevada… y además toca tercer tiempo. De todos modos, me llevaré el Aquarius cerca por si toca hacer correcciones.

Ah, se me olvidaba… No hemos ganado el partido pero, haberlo superado sin contratiempos con la glucemia hace que me vaya a casa con buen sabor de boca:

Lémur Diabético 1 – Glucemia 0

Y como repetimos siempre… ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Si quieres saber más acerca de las reglas de este deporte, no te pierdas nuestros posts:

¡Lemur Diabético se va a Canadá!

Después de un duro mes de agosto con todos los preparativos de la II Carrera Mueve tus pies por la Diabetes, llegan nuestras merecidas vacaciones.

¿Dónde nos vamos esta vez?

Vamos a hacer una ruta de unos 15 días en coche por la costa oeste de Canada. Empezando por Calgary, pasaremos 4 días en Banff visitando el parque nacional de Las Rocosas para después hacer parada en Squamish (la capital del windsurf en Canada). Acto seguido cruzaremos el charco para pasar 5 días en Vancouver Island haciendo paradas en Nanaimo, Ucluelet y Victoria. Y por último, pero no menos importante, pasaremos unos días en la ciudad de Vancouver.

Y, ¿Por qué este viaje?

Pues bien, como ya sabéis, en Lemur Diabético somos amantes de la naturaleza y los deportes al aire libre. Y, como además, ya tenemos la suerte de vivir en una isla paradisíaca, decidimos para hacer un viaje a algún destino nórdico. En un principio dudábamos entre Noruega o Irlanda, pero tras conocer el año pasado a nuestra amiga Kim, de Vancouver Island, que nos enamoró con las fotos de Tofino y Nanaimo… decidimos hacerle una visita.

Para este viaje hemos escogido un itinerario muy completo y además en cada destino haremos actividades muy diferentes, y viviremos experiencias únicas que tenemos apuntadas en nuestra lista de pendientes.

La esencia de este viaje es descubrir la naturaleza acompañados en cada destino por amigos canadienses para vivir y conocer el Canadá más auténtico.

¿Cómo nos moveremos de un lugar a otro?

Los trayectos de Mallorca Canadá, los haremos en avión. Tuvimos la suerte de encontrar vuelos a muy buen precio en la agencia Volar-e (donde además nos han tratado y asesorado estupendamente). A la llegada al aeropuerto de Calgary, alquilaremos un coche con el que recorreremos la costa oeste canadiense.

¿Será arriesgado con la diabetes?

Esta duda la tenemos siempre que vamos a emprender viajes largos, rutas en plena montaña, salidas en barco, etc. Pero lo más importante es ir bien preparado. Lo primero que hicimos para este viaje fue comprobar las coberturas de nuestro seguro privado. Una vez asegurado que pudiéramos ser atendidos que en caso de emergencia, tocaba cargarnos de provisiones: insulina rápida, Lantus, agujas, tiras reactivas y … pedir el FreeStyleLibre con tiempo. Como no sabemos si nos pueden poner alguna pega en el aeropuerto al llevar tanta insulina, pedimos un informe médico en el que indique que soy diabético tipo 1 y que estoy siguiendo un tratamiento crónico. Y, muy importante a tener en cuenta: la insulina debe conservarse en frío, por lo que nos llevamos un neceser isotérmico que nos regalaron de menarini.

¿Cuál será el itinerario?

Ya tenemos los destinos y paradas escogidas. Pero la verdad es que todavía no hemos apurado qué haremos en cada una de ellas, ya que nos dejaremos llevar bastante por lo que nuestros amigos nos tengan preparado. En los siguientes posts detallaremos nuestro itinerario completo del viaje para que, si vais de viaje a Canada, os pueda servir de ayuda.

• Nuestra llegada a Canadá será en la ciudad de Calgary, conocida por sus rodeos y su ambiente vaquero. Desde allí cogeremos el coche y nos iremos directamente a nuestro punto de partida.

Banff. Allí nos esperan nuestros amigos Lizz y Lauren, que nos acogerán en su casa durante los primeros tres días de viaje. Desde allí visitaremos el parque nacional Banff, donde esperamos subirnos en la Góndola, el teleférico para ver el pueblo desde el pico más alto de los alrededores, a 2.281 metros, y relajarnos en las Hot Springs.

• Durante los próximos días esperamos subirnos a bordo del vehículo oruga Ice Explorer, para llegar hasta el Glaciar Athabasca y ver los lagos Peyto y Bow, no sin antes explorar el glaciar y la montaña Crowfoot.

• La siguiente parada obligatoria es el parque nacional de Yoho, donde veremos el lago Esmeralda y subir en zigzag hasta las cataratas Takakkaw y el Paso Rogers.

• El último día en Las Rocosas lo dedicaremos a conocer la La zona de Jasper: donde haremos algún trekking para visitar el Cañón del río Maligne y recorrer en canoa el Lago Louise, con sus aguas turquesas y sus paisajes de película y si nos da tiempo ver el Lago Morraine. Al final del día nos hospedaremos en unas cabañas muy pintorescas en Jasper.

• A la mañana siguiente, bien temprano empezaremos el que será nuestro trayecto en coche más largo, para llegar hasta Squamish, donde nos esperarán nuestros amigos Rus y Delena. Como la distancia es de unos 1000km y tardaríamos 9h en llegar, decidimos hacer una parada en Salmón Arm y disfrutar del entonó.

• Los siguientes dos días, los pasaremos en Squamish, en los que esperamos poderles seguir el ritmo practicando deportes al aire libre. Y, como Squamish es la meca del windsurf y kitesurf en Canada (por eso la llaman Ciudad del viento), rezaremos para que Jacobo se anime a navegar en aguas canadienses.

• Nuestro siguiente destino es La isla de Vancouver, donde haremos la primera primera parada en la ciudad de Nanaimo, en la que pasaremos unos días con nuestra amiga Kim.

• Después nos trasladaremos a Ucluelet, para observar a las ballenas que se alimentan en la zona y los osos negros, y para disfrutar en Tofino de algunos de los atardeceres más bonitos del mundo en sus desiertas playas.

• Antes de dejar la isla queremos hacer parada en la ciudad de Victoria.

• Y terminaremos nuestro viaje en la ciudad de Vancouver con su famoso parque Stanley, la isla de Granville, el distrito histórico de Gastown, Chinatown y el puente suspendido de Capilano.

Esperamos poderos contar más sobre lo que vayamos descubriendo en este viaje y de cómo se comporte nuestra glucosa con todo este ir y venir y las actividades que tenemos programadas.

¿Qué te parece lo que tenemos preparado?

¿Has hecho alguno parecido?

¿Alguna recomendación?

 

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Lemur Diabético estuvo presente en la XII Regata de Creuers de Can Picafort

El pasado sábado 12 de Agosto tuvo lugar la XII Regata de Creuers de Can Picafort con motivo de las fiestas locales de la Mare de Deu d’Agost. Cómo no podía ser de otra manera, Lemur Diabético estuvo presente dándole voz a la Diabetes y demostrando que ¡En la práctica de deporte, no existen barreras!

El equipo lemur estuvo representado por nuestros ya fieles Diego Riera, Xisco Lozano y Caterina Amengual. Además, dimos la bienvenida a nuestro amigo Jose Manuel Montero (Tenor para los amigos) que se ha sumado ya al #equipolemur 🙂

Aquí tenéis algunas fotos de lo bien que se lo pasaron y de cómo la bandera de LemurDiabético ondeó por todo la bahía de Alcudia.      

La verdad es que fue un día de estos SÚPER: Súper completo, súper divertido, … del que terminamos súper cansados y ¡Navegando en la súper boda de Yasmín&Martí! ¿Qué más podemos pedir?

img_0136

¡Ayúdamos a demostrar que con Diabetes también se puede! Envíanos tus fotos practicando deporte o participando en algún evento deportivo con la camiseta de lemur diabético o etiquétanos con el hastag #EquipoLemur y las compartiremos en nuestro Blog.

Ya sabéis, ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

¡Un mes de Julio muy intenso!

Llevamos un mes sumergidos en un verano de lo más caluroso. Esto nos afecta de muchas maneras, pero principalmente, nos cuesta más movernos, sudamos más y nos cansamos más rápido; por lo tanto, consumimos más glucosa.

Además, debemos añadirle que durante el verano queremos aprovechar para practicar aquellos deportes que en invierno no podemos realizar. En este aspecto para nosotros, y aunque no os lo compartamos todos los días, ¡Está siendo de lo más movidito! Nada más llegar a Mallorca aprovechamos para realizar un poco de snorkel, SUP, escalada, navegar, jugar a rugby playa … y todo esto con el sensor Freestyle Libre.

IMG_2941

Pues bien, a pesar de todo ello, los resultados de la glucemia no podrían ser mejores. Debido a la alta cantidad de trabajo realizado durante el día y a al gran calor que nos azota, he conseguido reducir la insulina rápida subministrada casi un 60% por inyección. Llegando algunos días incluso a no necesitarla después de comer o desayunar. La verdad ha sido en días muy puntuales y requiere llevar un control más para mantener nuestra glucosa dentro de los valores óptimos ¡Pero la verdad es que poder conseguir esto es muy gratificante!

Respecto al comportamiento del sensor de FreeStyleLibre en verano, tengo sensaciones contradictorias. Por una parte, después de dos semanas sin parar de moverme, el sensor sigue pegado y funcionando perfectamente. Aunque sí que he de recalcar que antes de practicar cualquier tipo de ejercicio me protejo el sensor con un apósito o vendaje, en función de la intensidad y características del ejercicio. Gracias a ello ha resistido a partidos de rugby y saltos al agua desde rocas con más de 5 metros de altura.

IMG_2575

Por otro lado, llevo unos días con molestias y picor en la zona del sensor. Seguramente se deba al sudor y a la presión que ejercen los vendajes. Evidentemente sabemos que no es recomendable darle tanta CAÑA, pero nos gusta llevar al límite este sistema, ver hasta dónde podemos llegar o que precauciones es mejor utilizar…

IMG_3025

En resumen, me gustaría decir que con el calor y sudor es conveniente siempre cubrir el sensor con un apósito, sobretodo, si vamos a nadar o realizar deportes de contacto.

Pero bueno, a seguir con lo que nos depara el verano. Ya os contaremos …

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Primera semana con tratamiento Tresiba

Hoy se cumple mi primera semana con el cambio de tratamiento. He dejado de lado la insulina basal Lantus y he pasado a Tresiba.

20160415_114750

La verdad es que he notado los beneficios que me garantizó mi endocrino:

  1. La duración de la insulina es de mínimo 24 horas.
  2. La hora de inyectarse la insulina puede varias hasta 8 horas.
  3. Las variaciones que produce esta insulina son mucho menores.

Ahora que llevo una semana con ella, he notado un par de cambios significativos que quería compartir con todos vosotros. Pero, para ello, primero necesitáis conocer los valores anteriores para poder aprecias las mejoras:

tratamientro tresiba

Los cambios que he notado desde que he cambiado el tratamiento son:

  1. Mi glucemia nocturna es mucho más plana, sin tantas subidas ni bajadas. Por ahora no he tenido ninguna hipoglucemia nocturna, aunque si la glucemia un poco alta (supongo que el miedo a una hipo nocturna sigue patente)
  2. Con el tratamiento anterior, al llegar las 17:00, necesitaba una corrección de insulina NovoRapid de unas 5 U, actualmente solo necesito 1 U.
  3. El botón de inyección de la insulina es mucho más suave y hace que sea mucho más cómoda su inyección.

Estos cambios hacen que, por ahora y tras solo una semana, haya reducido en un 25% la cantidad de insulina rápida necesaria (aunque manteniendo las unidades basales).

grafica 19 abrilGlucosa nocturna con Tresiba

lantus 1 Glucosa nocturna con Lantus.

Lo primero que me llama la atención es la pluma. Es mucho más gorda que la anterior y de un color verde, aunque la cantidad de unidades que contiene es la misma que Lantus.

Relación entre consumo de glucosa y deporte realizado

Hace unas semanas escribimos un post sobre diferentes tipos de glucosa que podemos llevar encima a la hora de realizar deporte. Pues bueno, hoy seguiremos hablando de glucosa … ¡Y es que la glucosa es la fuente de energía que necesitan nuestros músculos para poder realizar deporte! Pero, ¿Cómo se comporta la glucosa cuando realizamos actividad física? ¿Cómo debo preparar mi cuerpo a la hora de realizar deporte? ¿Qué alimento o bebida es el más adecuado en cada caso?

No son preguntas fáciles de contestar, ni tampoco existe una respuesta unívoca y correcta. Pero intentaremos asentar algunos conceptos para evitar futuras dudas.

Antes de empezar a realizar cualquier actividad física deberemos tener en cuenta dos variables: el tiempo que vamos a estar practicando deporte y la intensidad (dureza) con la que vamos a realizar dicha actividad.

Por esto es tan importante la planificación previa a la realización de deporte. La planificación se debe realizar siempre, tengas o no diabetes. Una vez tengamos claro estos dos aspectos, viene la preocupación de ¿Cómo se comportara mi glucosa durante el ejercicio?

Con la siguiente gráfica nos podremos hacer una idea del gasto de glucosa en función de las dos variables mencionadas anteriormente:

grafica glucosa intensidades

  1. En deportes de ALTA INTENSIDAD el gasto de glucosa se dispara en los primeros minutos para, posteriormente mantenerse estable. En esto tipo de ejercicios, al estar trabajando cerca de la capacidad máxima, suelen manejarse duraciones cortas. Si vamos a realizar este tipo de deporte, deberemos asegurarnos de que iniciamos la actividad con un nivel de glucosa en sangre suficientemente alto (no entraremos a dar valores óptimos puesto que esto depende de la persona). En mi caso, suelo prepararme hasta alcanzar valores cercanos a los 140mg/dl.

Durante la actividad, recomendamos disponer de alimentos y/o bebidas con glucosa de absorción rápida (tipo geles, bebidas energéticas, etc.)

Es importante que durante las horas posteriores continuemos realizando mediciones y correcciones, ya que pueden surgir hipoglucemias hasta 3 horas después de haber realizado la actividad.

Ejemplos: combate de judo, karate, 100m piscina, etc.

  1. En deportes en los que se trabaja aBAJA-MODERADA INTENSIDAD es más común que se prolongue la duración del mismo. El gasto de glucosa en este tipo de ejercicios suele mantenerse estable durante la realización de la actividad. Para ello, deberemos asegurarnos de alcanzar un valor inicial de glucosa en sangre óptimo e intentar mantenerlo durante el transcurso  de la actividad. En mi caso, suelo prepararme para alcanzar unos 120mg/dl.

En estos casos recomendamos disponer de alimentos de índice glucémico más bajo (tipo fruta o barritas de cereales) que nos puedan proporcionar energía de manera progresiva.

Es recomendable realizar mediciones y correcciones de manera continuada para evitar subidas o baja en nuestra glucemia.

Ejemplos: carreras de mas de 1 hora de duración, rugby….

Debemos tener en cuenta, que cuando practicamos deporte de alta intensidad, nuestro cuerpo responde al detectar un aumento de actividad, provocando una liberación de glucógeno hepático y muscular. Durante las horas posteriores, deberemos tener especial cuidado con las correcciones que realicemos, ya que tras haber consumido la glucosa de nuestras reservas deberán reponerse y podría, por tanto, bajarnos el azúcar de manera descontrolada. Esto no dice que no tengamos que realizar correcciones, pero si que sería recomendable realizarnos mediciones más continuas y correcciones más pequeñas.

Image-1

En esta las siguiente gráficas os recomendamos algunos de los alimentos que consumimos nosotros dependiendo del tipo de la actividad que vayamos a realiza, su tiempo y la intensidad de la misma.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!