Primera semana con tratamiento Tresiba

Hoy se cumple mi primera semana con el cambio de tratamiento. He dejado de lado la insulina basal Lantus y he pasado a Tresiba.

20160415_114750

La verdad es que he notado los beneficios que me garantizó mi endocrino:

  1. La duración de la insulina es de mínimo 24 horas.
  2. La hora de inyectarse la insulina puede varias hasta 8 horas.
  3. Las variaciones que produce esta insulina son mucho menores.

Ahora que llevo una semana con ella, he notado un par de cambios significativos que quería compartir con todos vosotros. Pero, para ello, primero necesitáis conocer los valores anteriores para poder aprecias las mejoras:

tratamientro tresiba

Los cambios que he notado desde que he cambiado el tratamiento son:

  1. Mi glucemia nocturna es mucho más plana, sin tantas subidas ni bajadas. Por ahora no he tenido ninguna hipoglucemia nocturna, aunque si la glucemia un poco alta (supongo que el miedo a una hipo nocturna sigue patente)
  2. Con el tratamiento anterior, al llegar las 17:00, necesitaba una corrección de insulina NovoRapid de unas 5 U, actualmente solo necesito 1 U.
  3. El botón de inyección de la insulina es mucho más suave y hace que sea mucho más cómoda su inyección.

Estos cambios hacen que, por ahora y tras solo una semana, haya reducido en un 25% la cantidad de insulina rápida necesaria (aunque manteniendo las unidades basales).

grafica 19 abrilGlucosa nocturna con Tresiba

lantus 1 Glucosa nocturna con Lantus.

Lo primero que me llama la atención es la pluma. Es mucho más gorda que la anterior y de un color verde, aunque la cantidad de unidades que contiene es la misma que Lantus.

Participamos en la jornada de padres de niños con diabetes

Este fin de semana ha sido muy especial para nosotros, no solo porque pudimos visitar nuestra isla, sino porque tuvimos la oportunidad de participar en las Jornadas para padres de niños con Diabetes que organizó ADIBA (Asociación de Personas con Diabetes de las Islas Baleares).

IMG-20160406-WA0006 

El evento tuvo lugar este fin de semana en el Hotel Barceló Pueblo Park, al que asistieron alrededor de 48 niños acompañados de sus padres y familia. El ambiente que se respiraba era increíble, nos encantó ver a todos los niños jugando entre ellos como si se conocieran de toda la vida. La verdad es que la energía que transmiten y la fuerza con la que se ve que luchan por hacer de la diabetes una compañera de aventuras son tremendamente motivadoras. Además, una de las cosas que más nos llamó la atención y que nos hizo ver que, pese a la edad, tienen un sentido de la responsabilidad muy desarrollado fue verlos a cada uno de ellos con sus bolsitos, riñoneras y con sus kits diabetológicos que decoraron con nuestras pegatinas de Lemur Diabético.

Processed with MOLDIV

Cuando recibimos la invitación por parte de Manuela de la Vega (presidenta de la Asociación), a quien queremos agradecer nuevamente la oportunidad que nos dio, no nos lo pensamos ni un minuto. Y es que los primeros eventos siempre hacen especial ilusión y, sobre todo, si encima puedes hacerlo en casa estando a demás rodeado de profesionales o representantes de empresas con los que jamás habrías pensado colaborar.

 Antes de nuestra ponencia, estuvimos viendo la presentación del Sistema de Monitorización Flash de FreeStyleLibre, que como ya sabéis, llevo utilizando aproximadamente desde hace un año. Además, tuvimos la ocasión de ver como la Dra. Bermejo resolvía las dudas y cuestiones planteadas por los asistentes, de las cuales aprendimos mucho.

Mediante nuestra presentación “Diabetes y Deporte” quisimos demostrar que la diabetes no es un obstáculo a la hora de realizar deporte. Es muy importante conocer cómo actúa nuestro cuerpo en función del deporte que vayamos a practicar (tiempo e intensidad del mismo) y qué tipo de glucosa es la más adecuada para reponer la energía consumida. Nuestro principal objetivo era compartir con todos los participantes los beneficios que, en mi caso, me ha aportado el deporte y a animar, sobre todo a los padres, de que con un buen conocimiento y preparación podemos tener un buen control sobre el mismo.

 “La Diabetes no es un obstáculo, sino un complemento que hará aún más grande tu victoria”. Este es el lema de Lemur Diabético y que quisimos transmitir a todos los asistentes, especialmente a los niños que nos acompañaron.

 IMG-20160406-WA0004

Tengo que confesaros que para mí fue muy importante asistir a dicho evento, ya que al haber debutado con 17 años (y como ya sabéis, es una edad complicada) no pude asistir a eventos de este tipo o no los afronté de la misma manera como les vi a ellos que lo afrontaban. Verles con sus bolsas, bolis, glucómetros… y tomárselo con tanta naturalidad, me alegró. Conocerlos personalmente, para mí ha sido como conocer a pequeños héroes. Verles afrontar con tanta seguridad y confianza la diabetes, pese a su corta edad, ha sido una verdadera satisfacción. Y ya no solo los niños, los padres que tienen que afrontar ver como a su  como a su hijo de 10 años le cambia la vida para siempre y que además tiene que enseñarle, no solo a entender la diabetes, sino a ser completamente autónomo. Éste bajo mi punto de vista, es una de las mejores herramientas que les podemos dar.  

 No podemos más que agradecer nuevamente a todas las personas que hicieron posible el evento del que nos dejaron formar parte, a las familias por la acogida que nos dieron y a todos los niños que nos contagiaron de su energía y radiante sonrisa.

 ¡Nos vemos en el próximo evento! ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

La fuerza de caminar para controlar la diabetes

A cada uno de nosotros nos puede mover una motivación u otra a la hora de realizar deporte: adelgazar, mantener una buena salud, prepararnos para una competición, ocio… o incluso como método para poder bajar la glucemia.

Caminar es un deporte o actividad que se suele obviar, sobretodo, entre los jóvenes. Se suele optar por correr o montar en bicicleta, aun sin tener la condición física adecuada para ello.

Gracias el medidor continuo de glucosa FreestyleLibre he podido plasmar en unas gráficas los efectos que, caminar durante una hora a buen ritmo, ha generado en mi glucosa.

Ambos días comí prácticamente lo mismo, hidratos de carbono de absorción lenta, y ambos días obtuve unos valores de glucemia bastante similares a la misma hora. Pero el día que caminé, la dosis de insulina que tuve que suministrarme se redujo notablemente.

DÍA CAMINANDO

A la hora de iniciar la marcha (20:00) me realicé una medición y obtuve un valor de glucemia de 177mg/dL. Me inyecté 2 dosis de Novorapid e inicie mi actividad (Caminata a ritmo suave durante 60 min).

El resultado es evidente, descenso de la glucosa, la cual tuve que compensar con la ingesta de hidratos de carbono para evitar la hipoglucemia. Un inconveniente al salir a estas horas es que el riesgo a una posible hipoglucemia puede juntarse con la hora de la cena. Pero, gracias a mediciones constantes, conseguí estabilizar la glucemia antes de dormir.

Como podemos comprobar en las gráficas, durante la realización de ejercicio aeróbicos ligeros o medios utilizamos la glucosa sanguínea pero, no aumentamos la intensidad lo suficiente como para estimular el glucógeno hepático; por lo tanto las horas posteriores al ejercicio son menos críticas.

grafica caminar 3 dosis

DIAS SIN CAMINAR

Realizamos la comparación dentro de las mismas franjas horarias y comprobamos que los valores de glucosa iniciales fueran similares.  Al no realizar actividad física este día y no activar el metabolismo, mi glucemia (aunque estable) se mantuvo elevada durante gran parte de la tarde. Durante este periodo llegué a tener que suministrarme 7 unidades de Novorapid, 3 veces más que el día anterior.

dias sin caminar

Caminar puede no ser la base de nuestro entrenamiento diario, pero los beneficios que otorga son más que evidentes, y aún más para las personas con diabetes. Este tipo de ejercicios nos ayuda a reducir la cantidad de insulina a subministrarnos. Sobre todo si anteriormente hemos ingerido alimentos con hidratos de carbono de absorción lenta, ya que sabemos que durante un tiempo prolongado nuestra glucemia seguirá ascendiendo. En este tipo de situaciones, esta actividad nos puede ayudar a mantenerla estable durante las próximas horas.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Mi debut con diabetes tipo 1

Debuté en octubre de 2007, con 17 años. Llevaba una semana bebiendo cantidades enormes de agua y, con lo cual, me pasaba yendo al lavabo de manera frecuente. Además, me sentía exhausto y había perdido mucho peso en las últimas semanas. Pero, como acababa de empezar el módulo de actividades físico-deportivas, pensaba que era por la cantidad de ejercicio que estaba realizando.

La cosa se volvió un poco más seria cuando, debido a las ganas de querer ir al baño, no era capaz de terminar los exámenes, ver una película en el cine o incluso dormir de un tirón toda la noche.

Recuerdo perfectamente lo que desayuné ese día antes de ir al médico: un vaso de leche con colacao y galletas príncipe. ¿Quién me iba a decir que eso sería un lujo para mí a partir de ese momento?

Algo me habían comentado algunos amigos… esos síntomas apuntaban claramente a que podía tener diabetes. Y efectivamente, al contárselo al doctor, fue directo a realizarme una medición capilar y … ¡Tenía la glucosa a 498! Aunque bueno, no hay que precipitarse – me dijo. Se fue a hablar con otro médico y directamente me llevaron a una de las plantas para ingresarme. Curiosamente todavía nadie me había dicho que había debutado.

Al cabo de una hora, entró un médico a mi habitación con dos plumas, una naranja y la otra verde. ¿Y esto? ¿Por qué me lo das? – Pensé yo.

¡Ah, perdón! ¡Has debutado, tienes Diabetes Tipo 1!

En ese momento no me importó. La aguja era pequeña, no me dolía nada y encima pesaba 10kg menos… ¡Tenía un tipín!

La cosa vino después. El problema no eran las agujas ni las mediciones, era el desconocimiento lo que más me preocupaba. No sabía nada, no entendía nada, no conoces como funciona tu cuerpo o qué hace realmente la insulina en tu organismo.

Después de casi 10 años desde aquel día he aprendido algunas cosas y otras muchas que me quedan por aprender. Aunque la diabetes nunca ha supuesto un limitante en mi vida.

Después de darle muchas vueltas, decidí plasmar mis vivencias con mi amiga la diabetes y el deporte en este Blog .

La verdad es que gracias a todos vuestros comentarios y a la cantidad de gente interesante que estamos conociendo, se hace todo más llevadero. Así que ya sabéis …

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Sin rastro de alergia provocada por el sensor FreestyleLibre

Hace unas semanas escribimos sobre la repentina alergia que me había provocado uno de los sensores del medidor de glucosa Freestyle Libre y sobre como habíamos tratado esta irritación

.IMG_0047

Visto que la erupción era considerable decidí esperar un tiempo prudencial antes de aplicarme el nuevo sensor. A parte de esperar a que me bajara la hinchazón, tengo que admitir que me daba un poco de miedo la idea de que pudiera volver a salirme la alergia de nuevo.

La verdad es que, a pesar de este incidente, estoy francamente contento con sus resultados obtenidos con FreeStyleLibre y sería una lástima tener que dejar de utilizar este tipo de medición. Por ello decidí indagar sobre el tema y, para mi sorpresa, vi que no soy el único que ha experimentado este tipo de reacciones. Este hecho, claro, aumentó mi preocupación de que la alergia se mantuviese.

Pues bien, hace unos días que se me acabó el nuevo sensor que me había aplicado y ¡Ni rastro de picores, alergias o erupciones! Este nuevo sensor no me dio problemas en ningún momento. Incluso al quitármelo tenía mejor color que otros sensores.

alerg

Esto ha aliviado mi preocupación sobre cualquier tipo de alergia que pudiera impedirme que continuara utilizando este tipo de sistema de medición.

¿Y vosotros habéis experimentado algún tipo de reacción parecida utilizando FreeStyleLibre? Nos gustaría que compartierais con nosotros vuestras experiencias y cómo las habéis tratado.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Irritación provocada por el sensor Freestyle Libre

Hoy nos gustaría compartir con vosotros nuestra primera experiencia negativa con el sensor FreeStyleLibre.

A los 10 días de aplicarme el último sensor empecé a notar unos picores en la zona posterior del brazo (tríceps), justo alrededor del sensor. No le di mucha importancia, ya que se trataban de unos picores suaves e intermitentes y muy suaves.  Como todavía le faltaban 5 días de vigencia decidí esperar.

El problema es que el picor fue aumentando hasta convertirse en un dolor general en la zona del sensor. Al mirarme el brazo aprecié una leve hinchazón alrededor del mismo así como un color rojizo de la piel.

Lo primero que hice fue asegurarme de que los valores del sensor siguieran siendo fiables, así que me realicé continuas mediciones durante las horas posteriores. Una vez comprobado que la fiabilidad del sensor no se había visto dañada decidí aguantar con él puesto el día que me quedaba (antes de que se agotara).

Esa misma noche el dolor se extendió a todo el tríceps. En ese momento no lo dudé y me quité el sensor de inmediato. Descubrí entonces que me había producido una irritación aguda, que me provocaba mucho picor, dolor e incluso supuraba pus (lo cual indica la presencia de infección).

20160103_115931

Tras consultarlo con un doctor, me dijo que esta irritación podía deberse a la aparición de un hongo por la entrada de sudor en la perforación de la aguja del sensor.

Quizás te interese también el post “Verano y FreeStyle Libre” en el que contamos los problemas  que nos da el sensor con el sudor y el agua salada.

TRATAMIENTO:

Inmediatamente empecé con un tratamiento de pomada antibiótica para la zona afectada (os recomiendo la pomada Dermisone Tri-antibiótica que ayuda a la cicatrización).

Tras aplicarme esta pomada durante 4 días se me solucionó el problema.

IMG-20160118-WA0016

Me gustaría recalcar que llevo utilizando este sistema casi un año y ha sido la única vez que he sufrido un problema de esta índole (llevando incluso muchas veces el sensor al límite en la práctica de deporte).

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Carrera ¡Muévete por la diabetes!

Llegó el día de la carrera y los nervios están a flor de piel. Sabemos que el trabajo ya está hecho pero siempre queda la duda de cómo se comportara la glucemia ese día. Correremos Caterina y yo, como ya hemos ido comentando por aquí; y nuestro objetivo es conseguir hacer la carrera de 10km en 1h y 10min.

perfil crrera

Creemos que no hay mejor forma de explicar cómo nos ha ido el día, entre glucemia y ejercicio físico realizado, que con un cronograma de nuestro día:

grafica

7:00 – Nos despertamos a primera hora para prepararnos con tiempo y hacer el primer control de glucemia. CONTROL GLUCÉMICO (Dos horas y media antes de la carrera): 109.

7:15 – Preparamos el desayuno: dos rebanadas de pan blanco (15 gr de azúcar) y un vaso de leche. Me suministro 4 dosis de Novorapid.

8:00 – Partimos hacia la el lugar de la carrera. Enseguida me doy cuenta que voy más nervioso de lo que me imaginaba y, por lo tanto más acelerado. Este tipo de situaciones afectan al nivel de glucosa, aunque de momento sigo estable (a 130mg/dl). Decido llevarme 30 ml de Aquarius para el camino.

8:30 – Empiezo a notar que la glucemia desciende más rápido de lo que me gustaría, así que decido beberme la bebida isotónica.

9:00 – Llegamos al recinto de la carrera y noto que la glucemia, a pesar de que sigue estable, no está todo lo elevada que me gustaría. Decido tomarme una barrita (10gr de azúcar) 30 minutos de que llegue la hora de salida

9:25 – A 5 minutos del pistoletazo inicial veo que la tendencia de las lecturas es ascendente. Pero después del calentamiento previo y los nervios creo conveniente tomarme un gel DIABALANCE (15gr azúcar).

IMG-20151115-WA0005

9:30 – Llega la hora de la salida y estoy mucho más tranquilo. Y… ¡Esto empieza! Empezamos a correr y las sensaciones son buenas.

10:05 – Llegamos a la mitad de la carrera dentro del tiempo previsto y con una glucemia de 162mg/dl. El gel ha hecho su efecto y la flecha de tendencia nos refleja que me mantengo estable. Cojo dos geles más en el avituallamiento y sigo mi ritmo.

running

10:25 – A 2km de la meta, un nuevo control me indica una glucemia de 129mg/dl. Llegados a este punto el consumo de azúcares provocado por la carrera es mayor que el azúcar que tengo en el cuerpo. No voy a compensar con el gel, puesto que queda poca carrera y en estos 2km bajaremos la intensidad.

9km

10:38 – Cruzamos la meta parando el crono dentro del objetivo que nos marcamos y con una glucemia de 117 mg/dl. Ahora toca hacer controles periódicos para predecir una posible hipoglucemia.

meta

Los controles posteriores indican una glucemia bastante estable, esto me alegra ya que el trabajo realizado ha dado sus frutos. Hemos realizado la carrera sin sufrir hipoglucemias y sin picos remarcados de glucosa elevados.

Después de la carrera aprovechamos para visitar la Expo Diabetes. Paseamos entre los distintos estands y disfrutamos de lo que los colaboradores han preparado para nosotros. Nos llevamos grandes experiencias de ello (y muchos regalos).