La importancia del kit diabetológico en MTB

El fin de semana pasado nos pusimos el culot, llamamos a dos compañeros y nos dispusimos a rodar en bicicleta por la Serra de Tramuntana. La ruta que teníamos en mente iba a ser desde Sa Comuna de Bunyola hasta Alaró. aunque conocemos la mayoría de caminos, esta no la habíamos hecho todavía, así que preferimos descargarnos la ruta en Wikilok y seguirla con el GPS.

Como siempre, lo primero que hacemos antes de ponernos en marcha es: revisar la ruta y preparar nuestro kit diabetológico acorde a ella.

Nos esperan:

  • Dos subidas prolongadas
  • 20km de ruta
  • 3horas aproximadamente

Por tanto, nos llevaremos:

  • Medio litro de Aquarius
  • 3 barritas muesly
  • 2 zumos de piña

Después de ordenar nuestra mochila, cargar las bicicletas y recoger a nuestros compañeros, llegamos a las faldas de Sa Comuna de Bunyola y empezamos la excursión.

img-8470.png

Justamente nuestro sensor Freestyle libre se termina minutos antes de empezar la excursión. La última lectura que nos da es de 175mg/dl estable. Por lo tanto cogemos el medidor capilar y nos quitamos el sensor.

La ruta empieza con una subida prolongada por una carretera asfaltada de unos 30 minutos. Al llegar al primer desvío nos hacemos la primera medición (125 mg/dl) y vemos que tenemos la glucosa en descenso. Claramente tomamos la decisión de bebernos uno de los zumos y seguimos rondando. Ahora la ruta transita por un sendero más técnico y menos ciclable. Seguimos en descenso, pero continuamos pedaleando. Pedaleamos durante 40 minutos más hasta llegar a lo alto de Sa Comuna. Llegados a este punto nos hacemos una medición aunque sabemos que vamos bien. Las sensaciones son bastante buenas, aunque el ritmo de los compañeros es más difícil de aguantar y estamos consumiendo mucha energía.

Con una glucemia de 130 mg/dl nos tomamos un plátano antas de iniciar un ligero descenso por la trialera que nos llevará hasta “Salt des Freu”. Una vez allí nos esperan dos cuestas muy duras. Quizás sea el momento más complicado de la excursión. Pero, una vez superadas estas cuestas, que no duran más de 10 minutos, nos encontramos con el primer escollo. Cuando parece que la subida ha terminado, la inclinación aumenta y las piedras están todavía más sueltas. El resultado, 20 minutos más de subida por tramo no ciclable.

Una vez arriba y habiendo pasado ya Orient, tenemos Alaró cerca de nuestra rueda. Hacemos la última medición de la ruta antes de iniciar el descenso (105 mg/dl) y nos indica que debemos bebernos el último zumo antes de empezar a bajar.

Finalmente lo que parecía una bajada divertida se convierte en un calvario. Teniendo que bajar la bicicleta a cuestas sumado al cansancio acumulado, nos alegramos de habernos tomado ese zumo.

¡Llegamos a Alaro! Y aquí termina nuestra ruta del fin de semana. Nos realizamos una última medición antes de guardar la bicicleta en la furgoneta (98 mg/dl). Esto nos ayuda a saber que, en tema de glucemias, hoy ha sido una ruta más que positiva. Y eso que hemos tenido algunos imprevistos. En este tipo de rutas en las que dispones de un perfil orientativo, pero no conoces bien la ruta, es importante preparar bien el kit glucémico que vas a llevar a cuestas. Cargarnos la mochila de azúcar puede aumentar demasiado el peso y hacernos gastar un exceso de energía muy valioso. Conocer nuestro cuerpo nos ayuda a saber qué tipo de azucares son los más indicados para este tipo de excursiones.

434cb0a0-f853-4de5-b53f-70e30b4ae9d0 (1).JPG

Esta ruta de hoy nos ha servido como claro ejemplo de que en este tipo de entrenamientos no podemos dejar de tomar glucosa durante el ejercicio, preferiblemente de absorción más lenta. Hoy prácticamente no hemos bebido Aquarius (que es nuestra mejor opción cuando necesitamos azúcar de rápida absorción).

A ver qué tal va la próxima! ¿Y vosotros, qué soléis llevar encima cuando practicáis mountainbike?

Y … ya sabéis ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Salida en MTB superando hipoglucemia

El fin de semana pasado decidimos salir a pedalear un poco por la montaña, concretamente por el camino viejo de Caimari a Lluch pasando por el Prat dels Pilons (para los que hagáis MTB por Mallorca :p). Ya habíamos realizado antes esta excursión, así que conocíamos el trazado y perfil de la ruta. Lo más destacable de esta ruta son dos rampas con inclinación muy elevada y un tramos final algo duro.

Como siempre empezamos el día con una medición matinal. Hoy toca mediciones capilares ya que estos días estoy a la espera de que me llegue el nuevo sensor FreeStyleLibre dado que el anterior se me despegó antes de hora en el último partido de rugby. Así que tengo que tener en cuenta que me haré menos mediciones que de costumbre.

La medición nos marca 141 mg/dl, desayunamos fruta (dos piezas de manzana), un vaso de zumo sin azucares añadidos y café americano. Me inyecto 3 dosis de insulina y nos ponemos en marcha.

Llegamos a las faldas de la montaña en coche. Pero, toca un última medición antes de ponernos a pedalear para comprobar que esté todo en orden. Marca 171 mg/dl. Con este nivel de glucosa no necesito tomar nada más. Así que, ¡En marcha!

A los 20 minutos nos encontramos con las primeras rampas. El cansancio empieza a notarse … pero no ponemos el pie en el suelo. A pesar del cansancio y el esfuerzo realizado decido esperar un poco más antes de realizar la siguiente medición, ya que en este momento no serviría de nada porque el esfuerzo realizado todavía no se plasmaría en el nivel de glucosa en sangre. Decido seguir 10 minutos más, aprovechando el llaneo por un valle rocoso. Es al final de este valle donde me realizo la siguiente medición. Marca 87 mg/dl. Nos indica que la glucosa está en descenso ya que nuestro cuerpo necesita tirar de los azúcares en sangre para reponer la energía utilizada durante las cuestas (llevamos 50 minutos de excursión).

Como conozco la ruta y sé que antes de la subida final viene un pequeño descenso, decido comer una barrita de cereales y beber lo equivalente a un vaso y medio de Aquarius de naranja. Descanso unos minutos y sigo en marcha. Por ahora, y a pesar de que la glucosa había bajado, no he notado síntomas de hipoglucemia.

A los pocos minutos de bajar volvemos a encontrar otra subida bastante pronunciada y rocosa que nos llevará hasta el Coll des Prat. Serán unos 50 minutos de subida que no nos darán tregua alguna. Al llegar arriba empiezan a aparecer síntomas  de hipoglucemia … Parece que hemos salvado bien la subida aunque llego bastante justo (67mg/dl), así que aquí consumo otra barrita y un vaso más de Aquarius antes de iniciar el descenso que nos llevará al coche.

Una vez abajo toca una nueva medición. Marca 80 mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 30 minutos de descenso, sigue siendo bastante baja. Esto nos indica que nuestro cuerpo necesita energía tras el esfuerzo realizado en las subidas y que está consumiendo nuestra glucosa en sangre para reponerla. Tomamos medidas y bebemos Aquarius para aguantar hasta la hora de comer con una glucosa previa de 125 mg/dl.

¡Lo hemos conseguido! Hemos salvado lo que podría haber sido una hipoglucemia más grave y habernos arruinado la excursión entera.

Hay que recordar que en subidas prolongadas y esfuerzos máximos nuestro cuerpo tiende a seguir consumiendo energía incluso después de una hora del esfuerzo realizado. Por lo tanto, hay que saber elegir el momento correcto para realizar las mediciones para poder tomar las decisiones adecuadas.

Animo, suerte y siempre positivo!

¡Un mes de Julio muy intenso!

Llevamos un mes sumergidos en un verano de lo más caluroso. Esto nos afecta de muchas maneras, pero principalmente, nos cuesta más movernos, sudamos más y nos cansamos más rápido; por lo tanto, consumimos más glucosa.

Además, debemos añadirle que durante el verano queremos aprovechar para practicar aquellos deportes que en invierno no podemos realizar. En este aspecto para nosotros, y aunque no os lo compartamos todos los días, ¡Está siendo de lo más movidito! Nada más llegar a Mallorca aprovechamos para realizar un poco de snorkel, SUP, escalada, navegar, jugar a rugby playa … y todo esto con el sensor Freestyle Libre.

IMG_2941

Pues bien, a pesar de todo ello, los resultados de la glucemia no podrían ser mejores. Debido a la alta cantidad de trabajo realizado durante el día y a al gran calor que nos azota, he conseguido reducir la insulina rápida subministrada casi un 60% por inyección. Llegando algunos días incluso a no necesitarla después de comer o desayunar. La verdad ha sido en días muy puntuales y requiere llevar un control más para mantener nuestra glucosa dentro de los valores óptimos ¡Pero la verdad es que poder conseguir esto es muy gratificante!

Respecto al comportamiento del sensor de FreeStyleLibre en verano, tengo sensaciones contradictorias. Por una parte, después de dos semanas sin parar de moverme, el sensor sigue pegado y funcionando perfectamente. Aunque sí que he de recalcar que antes de practicar cualquier tipo de ejercicio me protejo el sensor con un apósito o vendaje, en función de la intensidad y características del ejercicio. Gracias a ello ha resistido a partidos de rugby y saltos al agua desde rocas con más de 5 metros de altura.

IMG_2575

Por otro lado, llevo unos días con molestias y picor en la zona del sensor. Seguramente se deba al sudor y a la presión que ejercen los vendajes. Evidentemente sabemos que no es recomendable darle tanta CAÑA, pero nos gusta llevar al límite este sistema, ver hasta dónde podemos llegar o que precauciones es mejor utilizar…

IMG_3025

En resumen, me gustaría decir que con el calor y sudor es conveniente siempre cubrir el sensor con un apósito, sobretodo, si vamos a nadar o realizar deportes de contacto.

Pero bueno, a seguir con lo que nos depara el verano. Ya os contaremos …

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Conseguimos terminar nuestro primer triatlón ¡Con diabetes también se puede!

Este fin de semana hemos realizado nuestro primer triatlón y os queríamos trasladar nuestra experiencia, sobre todo, las sensaciones que he tenido como persona con diabetes y cuáles han sido mis mayores temores a la hora de enfrentarme a ello.

Realizamos un Triatlón en modalidad Sprint (natación 750m, bicicleta 23km, carrera 5km), para el cual entrenamos durante aproximadamente 2 meses.

  1. PREPARACION PREVIA:

Ya sea para afrontar una prueba deportiva dura o para cualquier tipo de actividad que vayamos a realizar, siempre recalcamos que es muy importante aplicar las tres reglas básicas:

1.       Conocer el deporte: en este caso se trata de un triatlón de corta distancia (750 m nadando, 25km en bicicleta y 5km corriendo) que afrontaremos con una intensidad media alta durante aproximadamente dos horas. Sabemos que durante el recorrido no habrá avituallamientos, por lo que deberemos llevar encima los alimentos o bebidas que necesitemos. La preparación de este kit entonces será muy importante.

2.       Comunicar que tenemos diabetes: No hemos tenido la oportunidad de comunicar a ningún miembro de la organización que tenemos diabetes. Pero contaré con el apoyo externo de familiares y amigos, a los que ya me encargaré de proporcionarles azúcar extra, mi medidor de Freestyle Libre( ya que durante la natación no podré llevarlo encima), barritas energéticas, etc.

3.       Preparar material diabetológico: las mediciones que realizaré durante la carrera será con el monitor FreeStyleLibre, que nos proporciona información de la tendencia a la hora de realizar la medición. Para ello preparo el sensor para el evento, me aplico un apósito y, encima, una banda elástica bien ajustada. Con esto no tendré problemas de movimiento del sensor. Por si acaso le doy a mis familiares la insulina NovoRapid y el medidor de glucosa convencional.

Processed with MOLDIV

Una vez compruebo que todo está correcto me dispongo a preparar la glucosa que llevaré encima antes, durante y después de la carrera.
 

Antes

Durante

Después

2 barritas de cereales Muesly

1 Gel de glucosa

2 barritas de cereales Muesly

1,5L de Aquarius

33cl de Gatorade

1L de Aquarius

1 bocadillo de jamón York

 La noche antes intento llevar un control bastante estricto de mis niveles de glucosa. Ceno de arroz con lomo y verduras y preparo el material para mañana. Me acuesto con una glucemia de 103 mg/dL. Una glucemia estable durante la noche, puede marcar la tendencia del día siguiente. Me levanto a 88 mg/dL, con lo que… ¡Empezamos bien el día!

Crono-grama del día del triatlón:

  1. Desayuno: 3 tostadas de pan integral con tomate y un café con leche y me suministro 4 Unid. de Novorapid (Reduzco mi insulina rápida de 6U a 4U).
  2. Reviso mis geles de glucosa y barritas. Hay que tener en cuenta que, una hora antes de empezar, deberé dejarlo todo listo en los Boxes. En este punto me gustaría recalcar que en el agua no podré llevar glucosa, por lo tanto la preparación previa deberá ser la idónea.
  3. 09:00: llegada al recinto en el que se llevará a cabo el triatlón. Dejamos la bicicleta con un gel y dos barritas preparadas para esta parte de la prueba.
  4. 10:00: una hora antes de empezar, toca realizar un control glucémico (62mg/dl). Ingiero las dos barritas de Muesly y los 33cl de Aquarius.
  5. 10:50: faltan poco más de 10 minutos para entrar en el agua. Realizo un nuevo control glucémico y obtengo  148mg/dl con la flecha de tendencia hacia arriba. Dado que la natación es uno de mis puntos débiles y sé que voy a consumir mucha energía durante este tramo de la actividad. Decido no inyectarme insulina (conocer la reacción de tu cuerpo es primordial). Llegados a este punto le entrego el medidor a Caterina (que estará pendiente de mí durante toda la carrera) y escondo el Aquarius cerca de la salida, para poderlo recoger una vez salga del agua.
  6. 11:00: con los nervios a flor de piel, pero con la certeza de llevar un buen nivel de glucosa en sangre, nos tiramos al agua. ¡COMIENZA LA PRUEBA!
  7. 11:25: después de 23’ nadando, salgo del agua, recojo el Aquarius de mi escondite e inicio la carrera hacia mi bicicleta. En el punto acordado previamente, está Caterina,  que me devuelve el sensor con el que me realizo la medición 200mg/dl y la flecha de tendencia estable.
  8. 11:30: al salir con la bicicleta reviso tener mi glucosa y medidor a mano. La verdad es que en este momento agradecí llevar el sensor de FreeStyleLibre, ya que poderte realizar una medición sin pararte de la bicicleta es todo un lujo.
  9. 11:40: tras 10 minutos sobre la bicicleta, me realizo una nueva medición y obtengo 169mg/dl. Esta vez. la flecha de tendencia ha empezado a bajar. Decido abrir el gel e ingerir la mitad. Me siento bien y cómodo, la sensación con la glucosa es buena.
  10. 12:00: sigo encima de la bicicleta y una nueva medición me confirma que la glucosa sigue bajando pero de manera muy estable. Decido ingerir el resto del gel y guardar la barrita de muesly para el momento de la carrera.
  11. 12:20: llego al final del recorrido de la bicicleta con una glucosa de 123 mg/dl ¡Estos números me animan mucho!  Por si acaso, ingiero 33cl de Aquarius antes de abandonar la botella en el puesto de la bicicleta.
  12. 12:45: 25’ más tarde finalizo mi carrera a pie, cansado pero muy contento por cómo se ha comportado mi glucosa durante la prueba. Al finalizar una nueva medición me confirma lo evidente, glucosa a 76 mg/dl pero estable. Sigo ingiriendo alimentos: 33cl de Gatorade, 33cl de Aquarius y un bocadillo de pan blanco*.

*Estos alimentos los ingerí de manera paulatina durante la hora posterior al finalizar la carrera, evitando así una posible hipoglucemia debido a que había consumido toda mi energía y mis reservas de glucógeno. Aun habiendo ingerido las cantidades de azúcar citadas, tanto simples como compuestos, no necesité inyectarme insulina hasta pasadas 4 horas tras la finalización de la prueba.

Antes de terminar me gustaría recalcar un par de puntos importantes:

  • El sistema de medición Freestyle libre me proporcionó una facilidad extra a la hora de tomarme las mediciones sin necesidad de realizar punción en los dedos. La información proporcionada por las flechas de tendencia fue clave para conseguir una glucosa tan estable.
  • El apoyo exterior debe ser una de las piezas clave en este tipo de pruebas. Las personas que te apoyan no solo te hacen de “mochila fuera de la prueba”, sino que sus conocimientos en diabetes y de cómo actuar ante posibles emergencias, puede ser clave.
  • Este tipo de pruebas son muy exigentes y podemos confundir una hipoglucemia con fatiga acumulada debido a la dureza. Por eso es muy importante el conocimiento de nuestro propio cuerpo y nuestras sensaciones.

grafica tri modificada

Por último me gustaría compartir con vosotros la gráfica del día de la carrera, dónde podréis observar que la glucosa va descendiendo de manera progresiva.

No nos cansaremos de repetir que cada persona es un mundo y reacciona de una manera, tanto al deporte como a la inyección de insulina. Nosotros desde aquí  queremos animar a todo el mundo, con o sin diabetes, a lanzarse hacia una práctica regular de deporte pero siempre con control y constancia.

¡Animo, suerte y siempre positivo!

Sesión Mountain Bike en Mallorca (MTB)

Ahora que ya no hace tanto calor y para aprovechar bien el tiempo que nos queda en la isla … ¡Hoy hemos salido a hacer una ruta en Mountain Bike (MTB) por la “Serra de Tramuntana”!

Hemos quedado a las 9 de la mañana para hacer una ruta de unos 46 km en 4 horas aproximadamente. Toca desayunar bien entonces … tomo una tostada de pan integral con un poco de jamón york y una pieza de fruta. (Con la primera glucemia del día a 150mg/dl decido ponerme 2 dosis de novorapid (ya que la ruta empieza bastante suave durante los primeros 10km).

Una de las cosas más importantes, sobre todo si eres diabético y vas a practicar deporte en medio de la montaña, es preparar la mochila intentando prever “todos” los posibles contratiempos con los que nos podamos encontrar. En la mía nunca falta: Aquarius, plátanos y barritas muesli.

Son las 9 y nos ponemos en marcha con el azúcar a 170mg/dl. Los primeros 10 kilómetros son por carretera y muy llanos. En  breve llegamos al camino de tierra por el cual iniciaremos la subida, “Camí vell de Lluc” (un clásico para los mallorquines que realizan actividades de montaña).

Antes de comenzar la subida realizo una medición de glucemia. Con el azúcar a 115 mg/dl), para evitar una hipoglucemia, tomo unos sorbos de Aquarius. Y … ¡En marcha! Son 6 kilómetros intensos por un camino de tierra con una inclinación positiva bastante elevada. La subida nos lleva algo más de hora y media, por lo tanto en medio decido descansar para realizar una nueva medición. Tengo el azúcar a 100 mg/dl … parece que las dos unidades de insulina han sido acertadas. Me tomo una barrita muesli (con 8gr de azúcar) y seguimos con la subida.

IMG-20150915-WA0004

Llegamos al final de la subida. Me mido y obtengo unos valores de 115mg/dl. Decido no tomar nada, ya que los próximos kilómetros son cuesta abajo, con algún repecho … pero de poca intensidad. Dos horas después y con 23 kilómetros a nuestras espaldas llegamos al monasterio de Lluc.

IMG-20150915-WA0005

¡Ahora sí que nos hemos ganado el descanso! Y como no … de nuevo, medición. Con la glucemia a 100 mg/dl, tomo un vaso de Aquarius (de unos 33ml).

Ahora ya toca iniciar la vuelta. De modo que nos tocará afrontar las cuestas que anteriormente habíamos descendido. Son algo intensas, pero cortas. Como he tenido una buena regulación de glucemia durante toda la ruta las afronto sin problemas.

IMG-20150915-WA0003

En media hora alcanzamos el principio de la bajada. Realizo una medición más (89mg/dl) y decido tomarme un plátano. Llevamos ya tres horas montando y el cansancio se empieza a notar pero iniciamos el descenso hasta la carretera sin complicaciones.

Los últimos 10 kilómetros se hacen duros. Me coloco a rueda de mi compañero y dejo que me estira hasta el final. Termino la ruta con la glucemia a 75mg/dl. Teniendo en cuenta que llevamos 4 horas de ejercicio moderado, seguramente el azúcar siga descendiendo durante las próximas dos horas. Bebo un poco de Aquarius (33ml) y, antes de comer, revisó si he conseguido subir el nivel de glucosa en sangre. Los valores son algo más altos, lo cual me indica que estoy estable, y puedo calcular la dosis de insulina en relación a mi comida.

tabla sesion mtb

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

Salida con el grupo de ciclismo de la universidad

Salida con el grupo de ciclismo de la universidad. 4okm llamos de ruta con dos subidas de intensidad media.

Hoy toca clase de ciclismo y ya sabemos que significa eso … ¡Salida en bicicleta de carretera!

Lo primero que hago al saber que nos toca clase práctica es preguntarle al profesor como será, a groso modo, la ruta que realizaremos para poder prever la intensidad de la actividad física a realizar. Me explica que realizaremos una ruta más o menos llana, de unos 40 kilómetros con dos repechos finales (con lo cual… necesitaré reservas de azúcar para el final).

La hora prevista de salida es a las 14:30, por consiguiente, deberé valorar la hora de comida y las dosis de insulina que mejor me convengan.

Calculo comer una hora antes de la salida. Me mido la glucemia y me marca un valor de 85 mg/dl. Hoy toca filete de lomo con cuscús. Teniendo en cuenta la cantidad de hidratos de carbono que lleva, calculo que necesitaré unas 5 unidades de insulina NovoRapid. A partir de ahora y hasta la salida, deberé realizarme mediciones constantes para conocer la tendencia de la glucosa.

NIVEL DE GLUCOSA PREVIO A LA SALIDA

A las 14:30 tengo un nivel de glucemia de 145 mg/dl. Me he preparado una barrita Muesly (8,5 gr de azúcares) y medio litro de Aquarius.

Pero antes de empezar la ruta, ya surgen los imprevistos. Un compañero sufre una indisposición, con lo que debemos posponemos la ruta 40 minutos ¡Todos mis cálculos por la borda!. Aprovecho para medirme regularmente y me doy cuenta que la tendencia de la glucosa es descendente.

Nos ponemos en marcha y mi glucosa está a 99 mg/dl. Está bastante baja para empezar la actividad, con lo cual debo intentar recuperar mi valor inicial. Ingiero media barrita, el Aquarius y relleno la botella con agua y 25 gr azúcar refinado (por lo que pueda pasar…)

DURANTE EL ENTRENAMIENTO

A los 40 minutos me doy cuenta de que me ha subido el nivel de glucosa en sangre, está a 109 mg/dl, valores que considero bajos teniendo en cuenta que por ahora el ejercicio ha sido aeróbico ligero (sin superar las 148 ppm) y aún nos quedan los dos repechos finales… Por ello, tomo unos sorbos de agua con azúcar.

Proseguimos con la ruta y, al llegar a la mitad, el grupo decide que es un buen momento para realizar relevos (¡Seguimos con los imprevistos!). Eso significa que la intensidad aumentará considerablemente. Los relevos duran aproximadamente 10 minutos, en los cuales mis pulsaciones suelen llegar a aumentar hasta 175 ppm. Al acabar decido hacer una lectura y, como esperaba, me marca 75 mg/dl. Muy bajo, decido comerme la otra mitad de la barrita y me tomo el resto del agua azucarada.

Disminuyo la intensidad y valoro si es necesario pararme (ya que me voy quedado sin reservas azucaradas). El profesor comenta que nos tocan 7 km de bajada en los cuales podré descansar ¡Una noticia que no viene nada mal! Al llegar a bajo, mi nivel de glucemia está a 110 mg/dl. Aun me queda un sobre de azúcar refinado como reserva y… ¡Los dos repechos, que no me olvido de ellos!

Seguimos subiendo los dos repechos de 1km, por encima de mi umbral anaeróbico (estoy subiendo a 189 ppm). Al llegar al final una nueva medición y veo que se mantiene estable 100 mg/dl.

A partir de aquí es todo cuesta abajo, lo cual sirve para retomar fuerzas.

Ciclismo

FINAL DEL ENTRENAMIENTO

Al llegar al punto final de la ruta realizo una nueva medición, los valores me marcan 88 mg/dl pero la tendencia indica que es estable.

Voy haciéndome mediciones regularmente y la tendencia de mi glucemia empieza a bajar, así que ingiero un vaso de Aquarius para poder estabilizarla.

VALORACIÓN

En mitad de la ruta he sufrido una pequeña hipoglucemia que por suerte y gracias a la preparación previa no ha ido a mayores. Esto nos demuestra la importancia que debemos darle a planificar la ruta antes de empezar la actividad física y de anticiparnos a los posibles contratiempos que puedan surgir (ya sea llevando encima bebidas ligeramente azucaradas, piezas de fruta o sobres de azúcar).

Resumen 0611

¡Ánimo, suerte y siempre positivo! Nos vemos en el siguiente post.