Verano y FreeStyleLibre

Experiencia en el uso del sistema de monitorización FreeStyle Libre durante el verano. Problemas al sumergirlo en agua salada.

A pesar de no haber escrito durante estos meses, no hemos parado. Y, para aprovechar bien el verano, hemos practicando Paddle Surf, vela, ciclismo, windsurf, wakeboardy kitesurf. Con todo ello, hemos aprovechado para comprobar la fiabilidad del sensor de glucosa en agua salada y como no, con sudor.

Primero de todo recalcar que, al aplicarme el sensor sigo todas las recomendaciones de Freestyle Libre: limpio bien la zona de aplicación con la toallita que incluye el kit, dejo secar la zona y posteriormente aplico el sensor.

En cuanto al uso del sensor en agua salada, debemos tener en cuenta que no puede sumergirse más de un metro de profundidad (que, en deportes como snorkel, puede ser poco margen). Dentro del mar mi experiencia no ha sido muy buena puesto que se me han despegado dos sensores. Y uno de ellos con un simple baño, sin nadar enérgicamente.

IMG-20150914-WA0009

Debido al aumento de temperatura en verano, no solo sudamos practicando deporte, sino que lo hacemos de manera más habitual. Esto implica que el adhesivo del sensor deje de funcionar  correctamente. Pues bien, con este aspecto tampoco estoy muy satisfecho. La mayoría de sensores que me he aplicado durante estos meses se me han movido, causándome un pequeño dolor (sobre todo interno). Pese a ello, debo recalcar que han seguido funcionando en todo momento, incluso teniendo un lateral parcialmente despegado.

En conclusión. Si tu idea durante el verano es pasar tiempo en la playa y en el agua, debes procurar protegerte bien el sensor. Yo he usado unos apósitos resistentes al agua (de la marca HANSAPLAST) pero en algunas ocasiones  no ha sido suficiente y he tenido que reforzarlos incluso con esparadrapo.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!