Plan de entrenamiento PREtemporada de Rugby

¡Empezamos temporada de rugby e inauguramos vida nueva!

Este verano ha sido un verano de cambios: trabajo nuevo, mucho calor, no he podido llevar el Free debido a las altas temperaturas y al trabajo realizado … y acabando con una mudanza nada más y nada menos que a Irlanda (país de la lluvia, pero, sobre todo, paraíso del Rugby).

Como es natural debido a mi trabajo y las altas temperaturas veraniegas de Mallorca he dispuesto de poco tiempo para entrenar, lo cual se ha notado a la hora de ponerme en forma para empezar la nueva temporada de rugby.

Empecemos con una pequeña introducción de cómo se vive el Rugby en Irlanda. En este país los niños juegan al rugby, las escuelas tienen equipo de rugby y en los parques las porterías son Hs de rugby, es decir se respira el ambiente de rugby como en España el de futbol.

IMG-3393

Debido a todo esto, no podía pretender presentarme al primer entrenamiento con un tono físico malo, ya que el nivel aquí es elevado y llevarían desde agosto preparando la pretemporada. Pues bien, con un margen de un mes y medio para el primer entreno, decidí ponerme las pilas y prepararme mi propio plan de entrenamiento de pretemporada.

A)Entrenamientos de volumen

2 días a la semana de carrera continua esta bien. Pero deberemos incluir algo de HIIT para fortalecer los músculos. Para esto me alié con un compañero de rugby, para asegurar el factor motivación.

Lo primero es empezar dando volumen a nuestros entrenamientos. Es decir, más tiempo de ejercicio en vez de intensidad. Empezamos corriendo unos 40min a ritmo suave (6min/km). Nuestro objetivo es bajar de 5min/km en un mes. Hay que decir que correr nunca ha sido mi mayor virtud ni mi deporte favorito. Mis 80kg de peso y 1.68m indican que no soy el más veloz del mundo.

IMG-3625

B) Entrenamientos HIIT

Las rutinas HIIT consisten en 5 ejercicios de autocarga de 40seg con 20seg de descanso. Haciendo 4 repeticiones nos da un total de 20 minutos de trabajo. Las rutinas las confeccionamos según el grupo muscular que queremos trabajar ese día. Nuestro objetivo era, ir aumentando el tiempo de trabajo disminuyendo el de descanso.

Estructuramos los entrenos con 20min de calentamiento + 20min de rutina HIIT + 10 min de estiramientos.

Así atacamos la tercera semana, las carreras van bien. Con algo de ayuda hemos bajado a 5min/km durante 40min de carrera. Ahora, el objetivo es bajar este tiempo y conseguir correr durante una hora. Además, decidimos incorporar algunas cuestas a la ruta para evitar monotonía e ir aumentando la intensidad del entrenamiento.

A medida que íbamos avanzando en el plan de entrenamiento decidimos incorporar algunas carreras sobre la arena en las rutinas HIIT. Esto nos proporciona el fondo físico adecuado para aumentar el tiempo de carrera continua.

Todo esto no significa que nuestra forma física vaya a dar un cambio espectacular y radicar en solo un mes y medio de trabajo. Pero si, nos permitirá llegar al inicio de temporada con un buen tono físico y alcanzar unas bases adecuadas para soportar entrenamientos de 1h sin dificultades. Además, hay que recordar que, aunque a final del verano nuestra preparación física se ve afectada por los cambios de rutina, la falta de entrenamiento, etc. (que es normal); el cuerpo de una persona regularmente entrenada tiene “memoria muscular”. ¡Por lo tanto, notaremos como los progresos serán notables y en cuestión de poco tiempo nos sentiremos preparados y con ganas de taclear, correr y luchar por ganar a nuestro rival!

Aquí tenéis el plan de entrenamiento pretemporada que he seguido, ya que este año me ha tocado hacerla por mi cuenta. Si estás en un club, lo mejor es que sigas las instrucciones de tu entrenador o tu preparador físico. Pero, si tienes alguna duda o necesitas ayuda al respecto, no dudes en escribirnos. Estaremos encantados de ayudarte a confeccionar tu propio plan de entrenamiento. Ya sea para mejorar condición física, en general, ganar fuerza o trabajar algún grupo muscular concreto.

Envíanos tu mensaje. ¡Queremos conocerte!

Nuestro kit diabetológico en Canadá

¡Volvemos a la carga tras unas merecidas vacaciones en Canadá! La verdad es que volvimos encantados de este viaje. Canadá es, sin duda, un país extraordinario, lleno de naturaleza y vida por todos lados. Pero estamos en un blog de diabetes y deporte, así que vamos a intentar no irnos por las ramas…

Primer paso: Organización nuestro kit diabetológico. Dado que se trataba de un viaje largo (17 días para ser exactos) debía calcular los bolis que necesitaría. En mi caso, para dos semanas, necesitaría aproximadamente 2 bolis y medio de NovoRapid y 3 de Treshiba. Decidí llevarme 5 de NovoRapid y 6 de Treshiba, por lo que pudiera pasar. Hay que llevar siempre el doble de lo que necesitas y se recomienda distribuir los bolis de insulina en maletas diferentes.

Pero necesitamos más cosas a parte de la insulina. Nos llevamos, también, una cantidad de agujas indecente, por eso de que vale más que sobren qué no que falten… Y para evitar sustos las fui repartiendo por todas las maletas, mochilas y bolsillos que se me ocurrieron. Otra de las cosas que os recomiendo, sobre todo si vais a cruzar alguna frontera, es solicitar un certificado a vuestro médico de cabecera mediante el que te autoricen a llevar contigo este tipo de medicación y complementos.

Pues bueno, menos mal que hicimos todo esto porque… ¡Nada más salir tuvimos el primer percance! Debido al retraso de nuestro primer vuelo de conexión perdimos el vuelo trasatlántico. Entonces, lo que tenía que ser una escala en Ámsterdam de 1 hora se convirtió en una de 18. Además de que nos dejaron sin acceso a nuestra maleta durante toda la noche. Pero no tuvimos problema, ya que llevábamos a mano insulina suficiente para aguantar el viaje entero, ya que en la maleta solo metimos la de reserva.

IMG-1593

Una vez que estuvimos ya en el vuelo más largo de nuestro viaje (10horas) empezamos a darnos cuenta de que nuestro cuerpo necesitaba una cantidad de insulina más alta que lo normal. Y es que claro, durante esas 10 horas no nos movimos prácticamente nada y entre que no dejaban de servir comida durante el vuelo y que había momentos en los que comías ya por aburrimiento, os podéis imaginar. La cuestión es que necesité prácticamente el doble de insulina de lo que había calculado y además tuve que estar haciendo correcciones prácticamente cada hora y media. En fin, que nuestros cálculos iniciales empezaban a desbaratarse.

Llegamos a Canadá e iniciamos nuestras excursiones y el intenso plan de cosas por hacer que nos habíamos marcado. Teníamos previsto hacer paradas en 7 ciudades diferentes y las conexiones entre una y otra las íbamos a hacer en coche. El problema es que las distancias en Canadá son realmente largas (además nosotros al vivir en una isla no estamos acostumbrados a pasar más de 50 minutos en coche).  En total recorrimos unos 2.500km en coche, con lo que pasamos muchas horas sentados… ¡Y volvimos a encontrarnos con la misma situación que en el avión!

Por suerte, al llevar el sensor Freestyle Libre me ha ayudado mucho en mantener mi control glucémico.

¿Y cómo lo hicimos para mantener la insulina en condiciones adecuadas durante todo el viaje? Como os hemos comentado, durante todo el viaje fuimos cambiado de hotel casi cada dos o tres días, y nuestro kit diabetológico además, pasó muchas horas en el coche. Tomamos las medidas básicas de no dejar la insulina al sol en ningún momento y de llevarla en bolsillos o mochilas donde no sufrieran golpes brutos o cambios bruscos de temperatura. Peroa además, tenemos un neceser térmico de Menarini que cuenta con un bolsillo para poder llevar bloques de refrigeración. La verdad es que con las bajas temperaturas de Canadá, no nos hizo falta congelar lar barras térmicas en ningún momento. Pero si hubiera sido necesario, lo habríamos podido hacer.

Ya a modo resumen, os dejamos una serie de recomendaciones o consejos para cuando realicéis viajes de larga duración:

  1. Lleva el doble de insulina que crees que vas a necesitar.
  2. Reparte tu kit diabetológico por varias mochilas o maletas. No lo lleves todo junto.
  3. Si quieres mantener la insulina en frío en tu maleta de mano puedes meter los bolis de insulina en un bidón vacío de ciclismo.
  4. Habla con tu médico para que te proporcione una autorización para poder pasar medicamentos en la frontera.
  5. Y en destinos como Canadá, es muy importante llevar siempre azúcar de absorción rápida de reserva, ya que en ocasiones pudimos llegar a recorrer 100km sin encontrarnos con ningún pueblo o gasolinera.

Y ya sabéis … ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

 

¡Lemur Diabético se va a Canadá!

Después de un duro mes de agosto con todos los preparativos de la II Carrera Mueve tus pies por la Diabetes, llegan nuestras merecidas vacaciones.

¿Dónde nos vamos esta vez?

Vamos a hacer una ruta de unos 15 días en coche por la costa oeste de Canada. Empezando por Calgary, pasaremos 4 días en Banff visitando el parque nacional de Las Rocosas para después hacer parada en Squamish (la capital del windsurf en Canada). Acto seguido cruzaremos el charco para pasar 5 días en Vancouver Island haciendo paradas en Nanaimo, Ucluelet y Victoria. Y por último, pero no menos importante, pasaremos unos días en la ciudad de Vancouver.

Y, ¿Por qué este viaje?

Pues bien, como ya sabéis, en Lemur Diabético somos amantes de la naturaleza y los deportes al aire libre. Y, como además, ya tenemos la suerte de vivir en una isla paradisíaca, decidimos para hacer un viaje a algún destino nórdico. En un principio dudábamos entre Noruega o Irlanda, pero tras conocer el año pasado a nuestra amiga Kim, de Vancouver Island, que nos enamoró con las fotos de Tofino y Nanaimo… decidimos hacerle una visita.

Para este viaje hemos escogido un itinerario muy completo y además en cada destino haremos actividades muy diferentes, y viviremos experiencias únicas que tenemos apuntadas en nuestra lista de pendientes.

La esencia de este viaje es descubrir la naturaleza acompañados en cada destino por amigos canadienses para vivir y conocer el Canadá más auténtico.

¿Cómo nos moveremos de un lugar a otro?

Los trayectos de Mallorca Canadá, los haremos en avión. Tuvimos la suerte de encontrar vuelos a muy buen precio en la agencia Volar-e (donde además nos han tratado y asesorado estupendamente). A la llegada al aeropuerto de Calgary, alquilaremos un coche con el que recorreremos la costa oeste canadiense.

¿Será arriesgado con la diabetes?

Esta duda la tenemos siempre que vamos a emprender viajes largos, rutas en plena montaña, salidas en barco, etc. Pero lo más importante es ir bien preparado. Lo primero que hicimos para este viaje fue comprobar las coberturas de nuestro seguro privado. Una vez asegurado que pudiéramos ser atendidos que en caso de emergencia, tocaba cargarnos de provisiones: insulina rápida, Lantus, agujas, tiras reactivas y … pedir el FreeStyleLibre con tiempo. Como no sabemos si nos pueden poner alguna pega en el aeropuerto al llevar tanta insulina, pedimos un informe médico en el que indique que soy diabético tipo 1 y que estoy siguiendo un tratamiento crónico. Y, muy importante a tener en cuenta: la insulina debe conservarse en frío, por lo que nos llevamos un neceser isotérmico que nos regalaron de menarini.

¿Cuál será el itinerario?

Ya tenemos los destinos y paradas escogidas. Pero la verdad es que todavía no hemos apurado qué haremos en cada una de ellas, ya que nos dejaremos llevar bastante por lo que nuestros amigos nos tengan preparado. En los siguientes posts detallaremos nuestro itinerario completo del viaje para que, si vais de viaje a Canada, os pueda servir de ayuda.

• Nuestra llegada a Canadá será en la ciudad de Calgary, conocida por sus rodeos y su ambiente vaquero. Desde allí cogeremos el coche y nos iremos directamente a nuestro punto de partida.

Banff. Allí nos esperan nuestros amigos Lizz y Lauren, que nos acogerán en su casa durante los primeros tres días de viaje. Desde allí visitaremos el parque nacional Banff, donde esperamos subirnos en la Góndola, el teleférico para ver el pueblo desde el pico más alto de los alrededores, a 2.281 metros, y relajarnos en las Hot Springs.

• Durante los próximos días esperamos subirnos a bordo del vehículo oruga Ice Explorer, para llegar hasta el Glaciar Athabasca y ver los lagos Peyto y Bow, no sin antes explorar el glaciar y la montaña Crowfoot.

• La siguiente parada obligatoria es el parque nacional de Yoho, donde veremos el lago Esmeralda y subir en zigzag hasta las cataratas Takakkaw y el Paso Rogers.

• El último día en Las Rocosas lo dedicaremos a conocer la La zona de Jasper: donde haremos algún trekking para visitar el Cañón del río Maligne y recorrer en canoa el Lago Louise, con sus aguas turquesas y sus paisajes de película y si nos da tiempo ver el Lago Morraine. Al final del día nos hospedaremos en unas cabañas muy pintorescas en Jasper.

• A la mañana siguiente, bien temprano empezaremos el que será nuestro trayecto en coche más largo, para llegar hasta Squamish, donde nos esperarán nuestros amigos Rus y Delena. Como la distancia es de unos 1000km y tardaríamos 9h en llegar, decidimos hacer una parada en Salmón Arm y disfrutar del entonó.

• Los siguientes dos días, los pasaremos en Squamish, en los que esperamos poderles seguir el ritmo practicando deportes al aire libre. Y, como Squamish es la meca del windsurf y kitesurf en Canada (por eso la llaman Ciudad del viento), rezaremos para que Jacobo se anime a navegar en aguas canadienses.

• Nuestro siguiente destino es La isla de Vancouver, donde haremos la primera primera parada en la ciudad de Nanaimo, en la que pasaremos unos días con nuestra amiga Kim.

• Después nos trasladaremos a Ucluelet, para observar a las ballenas que se alimentan en la zona y los osos negros, y para disfrutar en Tofino de algunos de los atardeceres más bonitos del mundo en sus desiertas playas.

• Antes de dejar la isla queremos hacer parada en la ciudad de Victoria.

• Y terminaremos nuestro viaje en la ciudad de Vancouver con su famoso parque Stanley, la isla de Granville, el distrito histórico de Gastown, Chinatown y el puente suspendido de Capilano.

Esperamos poderos contar más sobre lo que vayamos descubriendo en este viaje y de cómo se comporte nuestra glucosa con todo este ir y venir y las actividades que tenemos programadas.

¿Qué te parece lo que tenemos preparado?

¿Has hecho alguno parecido?

¿Alguna recomendación?

 

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

¿Aguantarías 365 días consecutivos escalando? Te traemos la historia de un chico con diabetes tipo 1 que sí lo hizo.

Hoy hemos descubierto la historia de este chico gracias a un amigo, y nos ha parecido admirable. Como ya sabéis, en Lemur Diabético nos gusta practicar todo tipo de deporte. Simplemente, ¡Nos encanta! Y cualquier historia de afán de superación nos parece asombrosa (desde aquellas en las que se consiguen pequeños retos hasta aquellas que persiguen hazañas tan grandes como la de este chico).

Steve Richert, nacido en Nueva York, fue diagnosticado con Diabetes tipo 1 a los 14 años. Pero, su pasión por la escalada era tan grande, que ni siquiera el hecho de saber que se trataba de una enfermedad crónica para la que todavía no existe cura, no consiguió que la dejara de lado. Es más, enseguida trató de buscar la manera de adaptarse a ella.

Es por ello que decidió empezar con el “Project365” cuyo objetivo era escalar durante 365 días consecutivos y viviendo en el coche para poderse desplazar allí donde hiciera falta. Pero lo más importante para él era el trasfondo que se escondía tras esta hazaña deportiva. Para él esta era la manera de decirse a sí mismo “Puedo superar esta enfermedad” y decirle también al mundo entero que la diabetes no es un motivo suficiente para tener que renunciar a aquello que más te guste en la vida, sino que se trata de un obstáculo más al que vas a tener que enfrentarte.

Y es que aquellos que practicamos deporte de manera regular sabemos lo difícil que es mantener tu glucosa a raya, cómo la emoción de un partido puede afectar a tus glucemias, el respeto que da a la hora de practicar deportes de riesgo… Es parte de nuestra lucha diaria. Pero no queremos tener que renunciar a ello.

Me encanta una de las reflexiones que hace Steve en este documental “no somos víctimas, no tenemos por qué sufrir, solo tenemos que encontrar la manera de seguir tirando hacia adelante”.

Muchos ya sabéis que nosotros practicamos escalada siempre que podemos. De hecho hemos compartido ya algún post con nuestras experiencias. Así que, entre el solecito que está haciendo fuera ahora mismo y que con muchas de las imágenes de este documental se me ha puesto la piel de gallina … ¡Creo que me voy a preparar las cuerdas, los pies de gato y el magnesio! :p

Pero, no sin antes dejamos el link del documental, que sabemos que os va a encantar:

Y ya sabéis, ¡Animo, suerte y siempre positivo!

¡ Lemur Diabético celebra su primer año!

Hoy es un día muy especial para nosotros, ¡Lemur Diabético celebra su primer cumpleaños y esto es gracias a todos vosotros!

Hace justo un año que dimos el pistoletazo de salida a este proyecto con el lanzamiento de nuestro Blog. Esto nos ha permitido compartir con todos vosotros nuestras experiencias con el sistema de monitorización Free Style Libre, nuestros entrenamientos y preparaciones para pruebas deportivas y la adaptación a nuevos tratamientos.

EquipoLemur

Nos emociona ver que cada vez sois más los que nos hacéis parte de vuestra lucha y que nos compartís vuestras experiencias y logros deportivos. ¡Esto nos anima a seguir adelante!. El #EquipoLemur sois todos vosotros y queremos que siga creciendo.

Y ya sabéis … ¡Ánimo, suerte y siempre positivo!

 

Medicina hiperbárica para el tratamiento del pie del diabético

La Diabetes mellitus ocupa el primer lugar entre las enfermedades crónicas degenerativas. El pie diabético, es una de los síndromes más frecuentes que pueden sufrir las personas que padecen esta enfermedad. Y por ello, hemos decidido centrar el post de hoy en hablar del pie diabético y de los beneficios que la medicina hiperbárica ofrece para el tratamiento de esta patología. 

¿Qué es el pie diabético?

El síndrome del pie diabético es el nombre que le han asignado a las complicaciones que las personas con diabetes pueden sufrir en los pies a lo largo del tiempo. Esto puede conllevar una serie de alteraciones sensitivas, óseas (alteraciones o deformaciones del pie) y/o circulatorias (obstrucciones en los vasos sanguíneos que pueden provocar disminución del flujo sanguíneo a través de los mismos).

Nos referimos con estas alteraciones a úlceras y heridas que, dada la lenta cicatrización que sufren las personas con diabetes, pueden dar paso a infecciones y complicaciones cada vez más severas si no se detectan y tratan a tiempo.

Pies

¿Cómo puedo evitar o prevenir padecer pie diabético?

Las personas que padecemos diabetes, debemos mantener un estricto cuidado de nuestros pies. Y, sobre todo si practicamos deporte de manera frecuente ya que, una simple ulcera provocada por un zapato inadecuado o por contaminación del suelo de las duchas, para una persona con diabetes puede suponer un riesgo todavía mayor.

A continuación enumeramos una serie de recomendaciones que deberemos tratar de aplicar en nuestra vida cotidiana:

  • Revisarnos los pies frecuentemente (vigilar las rozaduras, cortes, hinchazones, callos, durezas, “juanetes” u otras alteraciones, etc.)
  • Lavarnos los pies a diario y secarlos bien incluso con un secador de cabello y vigilar especialemente entre los dedos.
  • Aplicar crema hidratante diariamente (sobre todo en los talones pero evitando aplicarla entre los dedos de los pies).
  • Llevar las uñas correctamente cortadas (Evitar cortarlas demasiado).
  • Si acudimos a un podólogo deberemos indicarle que tenemos diabetes.
  • Evitar un exceso de humedad en los pies.
  • Usar calzado cómodo.
  • Evitar ir descalzo.

Es recomendable que acudas a tu médico en caso de detectar cualquier alteración en nuestros pies o en caso de que alguna herida o ulcera tarde más de lo normal en cicatrizar. En estos casos es mejor que nos digan que no es nada y que volvamos a casa, a que ya sea demasiado tarde para su tratamiento.

“La posibilidad de que una persona con diabetes desarrolle una herida o úlcera de pie diabético es de entre el 15% y el 25%.”

“Las estadísticas indican que el 85% del total de amputaciones que se realizan están directamente relacionadas con las heridas de pie diabético que no han sido diagnosticadas y tratadas a tiempo de forma adecuada .”

“Es posible una curación completa en aproximadamente el 90% de todas las úlceras mediante una atención adecuada, basada en un enfoque multidisciplinar.”

Fundación por la diabetes

¿Cómo se puede curar el pie diabético una vez detectado?

La medicina ha evolucionado considerablemente en los últimos años en cuanto al tratamiento de esta patología. Muchos hospitales disponen de unidades médicas multidisciplinares volcadas en su tratamiento y prevención (Unidades de Pie diabético). Estas unidades suelen estar formadas por profesionales especializados en: cirugía vascular, endocrinología, cirugía plástica, traumatología e incluso, las unidades más punteras, incluyen la medicina hiperbárica (como es el caso de MEDISUB, que os presentamos hoy).

En función del caso que se trate, el especialista optará por aplicar un tratamiento u otro. Estos pueden ser: eliminación de tejidos no viables, descarga de presión de la zona afectada (mediante bota o zapato ortopédico, férula para caminar, yeso, etc.), tratamiento antibiótico general o local o acelerar la cicatrización mediante el tratamiento de oxigenoterapia hiperbárica. Nos centraremos en este último.

¿En qué consiste la oxigenación hiperbárica?

Este tipo de tratamientos se llevan a cabo en el interior de una cámara hiperbárica, en la cual, el paciente respira oxígeno mediante una mascarilla y con una presión más elevada que en el exterior. Este aumento de presión permite que el oxígeno que se transporta a través de nuestro sistema circulatorio aumente en concentración y en la calidad llegando incluso a tejidos que apenas tienen circulación.

Estas cámaras presentan un aspecto similar al de los submarinos acuáticos y una vez dentro, el tratamiento simula las condiciones ambientales de una inmersión subacuática, con los beneficios que esto conlleva.

Gracias a la oxigenación hiperbárica se consigue una regeneración celular, que permite una mejor recuperación de los órganos y tejidos debilitados, aumenta las defensas inmunológicas e incluso puede utilizarse para mejorar la capacidad y la recuperación muscular o esquelética en deportistas de alto rendimiento y de sus lesiones se recuperen en la mitad de tiempo pudiendo volver a la actividad deportiva mucho antes.

¿Qué beneficios ofrece la oxigenación muscular para el tratamiento del pie diabético?

Las personas con diabetes, con el paso del tiempo, van acumulando un exceso de azúcar en las arterias y venas. Y esto provoca que, cada vez sean mas rigidas y la luz interior sea menor y por tanto disminuya el flujo sanguíneo a través de estos vasos sanguíneos.

Mediante este tratamiento se consigue que, a pesar de que circule poca sangre a través de arterias y venas, la sangre que circula sea muy rica en oxígeno (normalmente se dice que hay un 100 % y en el caso de estar respirando Oxigeno bajo presión se consiguen niveles de 2.500%). Esto permite que lleguen grandes cantidades de oxígeno a los tejidos más comprometidos de las extremidades ayudando a que las úlceras o posibles ulceras de pies diabéticos cicatricen de manera más rápida. De este modo se pueden llegar a evitar lesiones y amputaciones.

El funcionamiento del tratamiento consiste en que, los pacientes una vez dentro de la cámara, se aumenta gradualmente la presión hasta alcanzar la equivalente a 12 o 15 metros de profundidad bajo el agua. Este proceso puede tardar alrededor de unos 10-12 minutos. Una vez alcanzado el punto de cota del tratamiento, el paciente permanece unos 60 minutos respirando oxígeno mediante una mascarilla o casco. Una vez finalizado, se procede a la despresurización.

Los efectos que produce en nuestro cuerpo esta cantidad de oxígeno son varios:

  • Uno es el efecto desinfectante, similar al del agua oxigenada, es decir, cuando circula a través de todo nuestro organismo en especial de la úlcera o herida de pie diabético, va desinfectando y limpiando las heridas.
  • Otro efecto es que al llegar mayor cantidad de Oxígeno a las células y tejidos comprometidos estos mejoran su metabolismo y se normaliza mejorando su funcionalidad

Gracias a esto, conseguimos que estas cicatricen más rápidamente.

Aquí os dejo un enlace en el cual podéis encontrar un video en el que, el Dr. Batle (fundador de Medisub), nos cuenta más detalles sobre el funcionamiento de este tratamiento y los beneficios que ofrece a las personas con diabetes.

¡Ánimo, suerte y siempre positivo!