El sistema de monitorización Freestyle libre

Un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones del líquido intersticial.

Se trata de un sistema de medición de glucosa sin necesidad de pinchazos. Consiste en un sensor, que va pegado a la piel, y un lector (parecido a un teléfono móvil) que nos indica de forma gráfica el resultado de las mediciones.

FreeStyle

Este sistema realiza las mediciones del líquido intersticial y no de la sangre. Explicamos cada uno de los componentes de manera detallada:

SENSOR

Tiene el tamaño de una moneda de 2 Euros y lleva una fina aguja de unos 5mm que quedará insertada en la piel durante los 14 días de vida que tiene el sensor. Este queda sujeto al cuerpo gracias a una capa de adhesivo, pero en caso de sudoración abundante o gran actividad deportiva, pueden usarse métodos alternativos para asegurarnos de que el sensor no se desprenda (los comentaremos más adelantes).

Se recomienda colocar el sensor en la parte trasera del brazo. Yo me lo he colocado en los lugares recomendados por Freestyle (tríceps) y el sensor funciona correctamente. En este post te explicamos con más detalle cómo colocarte el sensor.

LECTOR

Es parecido a un teléfono móvil, y se encarga de recoger los datos del sensor cada vez que lo acercamos para realizar una lectura. Este nos muestra el valor de glucosa en sangre y una flecha de tendencia (este dato nos ayudará mucho a la hora de regularnos el nivel de glucosa). Se carga mediante mini USB y es bastante resistente, el mío ha sufrido varias caídas y por ahora no se aprecia ninguna imperfección.

Os cuento, desde mi experiencia personal, como me ayuda esta información sobre todo a la hora de practicar deporte.

El problema con el que me encontraba al practicar deporte era que, antes de empezar las sesiones no sabía muy bien cómo responder ante los valores de glucosa en sangre. Por ejemplo, si antes de una sesión de deporte aeróbico de unos 60 minutos a 85% de mis pulsaciones máximas obtenía un valor de 160 mg/dl, no sabía si seguiría aumentando o si sufriría una hipoglucemia en medio de la sesión. Bien, pues ahora, gracias a la flecha de tendencia, tengo la información necesaria para no sufrir variaciones excesivas mientras practico deporte.

La verdad es que, desde que tengo el sensor todos los deporte que he practicado han sido sin contacto. En breve me gustaría probarlo en deportes de contacto para saber cómo aguanta el adhesivo (Ya que tenemos que tener en cuenta que uno de mis deportes favoritos es el Rugby).

RECOMENDACIONES

Después de 6 sensores, puedo decir que este sistema me ha ayudado bastante (sobre todo a la hora de practicar deporte) y me gustaría compartir con vosotros algunos pequeños trucos que he aprendido durante este tiempo:

  • Cúbrete el sensor con un apósito. Se despega más fácil de lo que parece (por ejemplo quitándote una camiseta apretada).

  • A mí me resulta muy cómodo colocarme el sensor en el tríceps, tal como recomienda Free Style Libre.

  • NUNCA dejes que el lector se quede sin batería, sino tendrás que cambiar el sensor.

  • Los primeros dos días utiliza el glucómetro tradicional, suele tardar dos días en calibrarse correctamente.

  • Procura no repetir la zona de colocación del sensor, ya que la piel sufre irritaciones con el pegamento.