Tu kit diabetológico para evitar las hipoglucemias jugando a ruby

A través de nuestros posts, os intentamos trasladar la experiencia de una persona con diabetes en la práctica de distintos deportes: Qué aspectos debemos tener en cuenta  a la hora de realizar ejercicio para evitar complicaciones, qué tipo de entrenamientos se ajustan mejor a nuestra condición física, qué beneficios supone el uso de sistemas de monitorización continua, compartir nuestros índices de glucemia obtenidos, etc. Nos gusta experimentar con distintos deportes con el fin de trasladarlos el máximo de información posible y, esta semana, os contaremos cómo se ve un partido de rugby jugado por una persona con diabetes.

rugby 1

Llevo varios meses utilizando el sistema de monitorización FreestyleLibre y la verdad es que me daba un poco de respecto jugar un partido con el sensor puesto. Como sabréis, el rugby es un deporte de contacto constante, así que como es podéis imaginar, lo más normal es que un sensor pegado al brazo no supere ni la primera melé. Pero bueno, le dimos una oportunidad y me hice un vendaje para asegurarme de que quedara bien protegido (os recomiendo que hagáis este tipo de pruebas cuando al sensor le queden pocos días de vida).

El rugby es un deporte de alta intensidad y larga duración y por ello, nuestra actividad e ingestas de comida durante las horas previas serán clave para evitar complicaciones durante el partido.

Dos horas antes del calentamiento previo obtengo un valor de glucemia de 140 mg/dl. Por ello, como un plato de arroz con pollo y me suministro 6 dosis de Novorapid. A partir de aquí realizo mediciones constantes para conocer la tendencia de la glucemia.

Una hora después del almuerzo, empiezo el calentamiento con una glucemia de 125 mg/dl y tendencia descendente. Para compensar, bebo 20ml de aquarius (20 dosis de HC/Azúcares).

La posición en la que se vaya a jugar durante el partido, será también un aspecto a tener en cuenta a la hora de prever la cantidad y el tipo de actividad física que se llevará a cabo. En mi caso, juego como de “talonador”, una posición con alto contacto físico (con lo cual, mi preocupación por el sensor aumenta) pero que no implica realizar carreras explosivas.

rugby 2

En el siguiente post encontrarás más detalles sobre las diferentes posiciones de juego en el rugby y las particularidades de cada una de ellas.

Empiezo el partido y los nervios están a flor de piel, otro factor importante a tener en cuenta, puesto que la adrenalina afecta directamente sobre nuestros valores de glucemia.

Finaliza la primera parte, y obtengo un valor de glucemia de 200mg/dl con tendencia ascendente. Llegados a este punto, sé que necesito insulina y me suministro 3 dosis de Novorapid.

Como en todos los deportes de equipo hay cambios y, a los 15 minutos de la segunda parte, me toca a mí irme al banquillo. Aprovecho este momento para realizarme otra medición. Con 275 mg/dl de azúcar en sangre, me suministro 2 dosis de insulina más. A pesar de que hayamos dejado de jugar, el ejercicio realizado sigue haciendo efecto en nuestro cuerpo y el riesgo de sufrir una hipoglucemia en estos momentos es bastante elevado.

Y… efectivamente. Sufro una pequeña hipoglucemia. Pero como ya lo había previsto, estoy preparado y consigo que no vaya a mayores y enseguida recupero una glucemia correcta.

Al tratarse de un  deporte que combina alta intensidad, larga duración y grandes dosis de adrenalina; nuestro nivel de glucemia va a sufrir grandes variaciones. Debemos intentar que estas sean lo más suaves posibles.

tabla rugby

En este post comentamos con detalle el control glucémico seguido durante un partido para evitar la hipoglucemia.

PREPARACIÓN DEL SENSOR

Por suerte contamos en el equipo con varios médicos y fisioterapeutas. Les pido ayuda para que me apliquen un vendaje con venda elástica y lo refuercen con cinta de tela (ambos se pueden encontrar fácilmente en las farmacias). De todos modos, protejo el vendaje con una camiseta térmica de manga larga.

rugby 4

La experiencia ha sido altamente satisfactoria. El sensor ha realizado mediciones correctamente a través del vendaje, no se ha movido ni un ápice durante el partido y las mediciones al finalizar siguen siendo correctas. Así que… ¡El sensor ha sobrevivido al partido!

Animo, suerte y siempre positivo!

Si quieres saber más acerca de las reglas de este deporte, no te pierdas nuestros posts:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s